Miércoles, 12 Septiembre, 2018 - 21:03

Sin vergüenza, a cara descubierta
Por Esteban Branco Capitanich

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La imagen no es para sí mismo. Es el reporte de Macri a las corporaciones, especialmente a Clarín. La foto dice: Señores, aquí está el hombre que me pidieron y que les prometí. Si con Lorenzetti no les fue mal, lo que molestaba era que había que pedirle. Y los amos tienen un tema penoso con eso de "pedir". Ellos ordenan.

Crédito de la imagen: Página|12.

Por eso esta foto descarada, irespetuosa para la inteligencia colectiva en la que el presiente dice: "Señores, aquí está. Cumplí".

Un espanto desde lo social y ético, lo institucional. Es la prostitución que se exhibe sin pudor. Pero mucho más grave por cuanto pone a prueba, y la prueba da positivo, esta infinita tolerancia de las mayorías a las que se les falta el respeto para tantear su capacidad de resistencia.

Y lo grave es que responden las mayorías con una tolerancia que ya se ha superado, para convertirse en sumisión irresponsable.

Carlos Rosenkrantz fue abogado de Farmacity, el emporio farmacéutico de Mario Quintana, y del Grupo Clarín.

Claro, la prensa, libre, independiente y honesta nos explica que eso no es ningún obstáculo ya que cualquier causa vinculada a estos grupos que llegue a la Corte implicará que el pulcro Rosenkrantz se excuse. Y no nos dicen porque ni es necesario, que ni siquiera va a cruzar palabra con el resto del tribunal sobre el tema.

Es así, y por eso quieren que nos quedamos todos tranquilos. Tranquilos como pollos girando en el spiedo.

Y todo esto se hace en medio de la mayor tempestad generada por la voracidad infinita de las corporaciones por concentrar la renta. Esto hace que estemos todos en la cubierta de este barco en el que vamos de lado a lado como chorizos en sartén. Entonces, ¿quién se fija si en alguna cabina se cambia a Ricardo por Carlos? Si por lo que estamos preocupados es por no caernos del barco. Nada es casualidad. Siempre hay alguien pensando cómo se puede aprovechar el maremoto para llevarse un celular.

Tampoco interesa a la tripulación que la tempestad cese. Queda todavía lo más importante por resolver: Como eliminar la posibilidad que el pueblo argentino, como todo lo indica, repare su trágico error y vuelva a "la pesada herencia". Quizás Rosenkranz sea una de las cartas marcadas para repetir el efecto Lula en argentina.

Mientras tanto también pasa esto:

Reducen el presupuesto de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología, Secretaría de Adolescencia, Niñez y Familia del Ministerio de Salud y Desarrollo Social para incrementar el de la Policía Federal.

Mientras hacen discursos, falaces como todos, sobre el valor de la Educación, la Ciencia, la Tecnología, les quitan recursos para fortalecer las fuerzas represivas que intimiden a los pobres, a los hambreados para que no reclamen. Para que se resignen a vivir en la miseria.

Y de lo que podemos estar seguros es que nadie espere un fallo de la Corte que contradiga los intereses de las corporaciones. Además Rosenkrantz ha tenido siempre una posición contraria a la incorporación a nuestra legislación de los tratados internacionales vinculados a los Derechos Humanos, por lo que ahora comenzará un tiempo de retrocesos en ese campo.

La institucionalidad, la división de poderes, el ejercicio de la política, ya son parte de la historia de una argentina que perdimos con nuestro voto.

Y todo pasa sin la menor vergüenza, y a cada descubierta.