Viernes, 4 Septiembre, 2020 - 10:26

Sin detenidos ni avances judiciales, a dos años de la muerte de Ismael Ramírez

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Se cumplieron ayer dos años del intento de saqueo en Sáenz Peña en el que murió baleado Ismael Ramírez de 13 años, que junto a su hermano y un primo fueron a buscar a su madre y quedaron en medio del disturbio.

El abogado querellante solicitó ayer ante la Fiscalía N°3, a cargo del fiscal Márcelo Soto, una nueva testimonial. Se trata de una persona que prestó declaración en la causa pero, según se supo, en esa oportunidad no aportó mayores datos, por lo que no se espera que en esta nueva presentación pueda generar alguna información que resulte relevante para la investigación que ya lleva dos años.

“Todo lo que se tuvo que hacer en el marco de esta investigación se hizo, se realizaron  todos los trámites necesarios para que la investigación penal finalice, pero seguimos realizando diligencias al respecto”, dijo el fiscal tras esta nueva solicitud de una testimonial que pidió el abogado querellante.

Soto recordó que el menor falleció de un disparo en el pecho: “del  cuerpo del chico se extrajo un proyectil de plomo bastante grande, por lo que podría ser hasta un cartucho recargado de forma casera. No es una bala, es un trozo de plomo".

Actualmente, a dos años de iniciada la investigación, no hay personas detenidas porque los testigos no pudieron identificar a la persona que disparó el arma de fuego que terminó con la vida del niño.

En ese marco, hasta el año pasado, el Gobierno nacional ofrecía una recompensa de medio millón de pesos para obtener información que ayude a capturar a la persona que asesinó a Ismael. Fue a través de la Resolución 991/2019, publicada en el Boletín Oficial, que el Ministerio de Seguridad oficializó la medida que había solicitado Soto desde la Fiscalía de Investigaciones N° 3.

El caso

La muerte del niño se produjo en la noche del 3 de septiembre de 2018  en el cruce de las calles 14 y 27 del barrio Obrero de Sáenz Peña, cuando un grupo de personas se habían juntado para saquear un supermercado, quedando el adolescente en el medio del desorden.

Ramírez recibió un disparo de arma de fuego que terminó provocando la muerte y, hasta el momento no se sabe quién fue el autor del asesinato.

Ismael tenía 13 años. Iba a la escuela 225 de Sáenz Peña. Vivía con su mamá (de etnia qom) y sus hermanos. La tarde del 3 de septiembre fue a buscar a su madre, Alejandra Ciriaco, al barrio 713, al otro lado de la ciudad. Lo hizo junto a su hermano de 17 años y un primo de la misma edad.  En el lugar se  generó un intento de saqueo al supermercado Impulso donde tuvo que intervenir la policía. Horas después se conocía del deceso de Ismael alcanzado por un proyectil que perforó el pecho y lo mató.

Pulsa aquí para comentar en Facebook