Viernes, 19 Julio, 2019 - 18:38

Servicio Cívico Voluntario: “No tiene punto de comparación con el Servicio Militar”, dijo el jefe de Escuadrón de Sáenz Peña

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Además, confirmó que Chaco no forma parte de las provincias donde se realizará la prueba piloto para el Servicio Cívico Voluntario de Valores.
 
El pasado martes el gobierno nacional presentó el Servicio Cívico Voluntario de Valores, proyecto que tiene el fin de brindar "capacitación en valores democráticos y republicanos" a jóvenes de 16 a 20 años, apuntado fundamentalmente para los que no estudian ni trabajan.
 
El programa recibió varias críticas de diferentes sectores, pero la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, jefa de la cartera que controlará el Servicio Cívico, las echó por tierra al afirmar que “la idea es que este sistema ayude a los chicos a volver al sistema educativo”, y aseguró que esta medida “va a dar un resultado enorme” porque “dará herramientas a los jóvenes que les permitan salir y les dé esperanza”.
 
En ese sentido, se comenzará con una prueba piloto en seis lugares, entre los cuales no está incluido ninguna de las dependencias de Gendarmería en Chaco. Los mismos se realizarán en tres espacios de Buenos Aires, en Santiago del Estero, Bariloche (Río Negro) y Jesús María (Córdoba).
 
De todas maneras, Diario Chaco habló con el jefe del Escuadrón I de Gendarmería de Presidencia Roque Sáenz Peña, comandante principal Alberto Martín Farías, para consultarle sobre su perspectiva del anuncio.
 
Para comenzar, Farías señaló que “no tiene punto de comparación con el viejo servicio militar obligatorio”. “Desde el punto de vista personal y lo que he podido leer, no tiene punto de comparación, es un servicio cívico voluntario para la comunidad de la Gendarmería, no tiene nada que ver con el servicio militar”, dijo.
 
Farías explicó también que el programa apunta “a los jóvenes que están en una situación especial, que no estudian ni trabajan de entre 16 y 20 años” y que “se les va a ofrecer una contención y la enseñanza de oficios y de valores respecto a lo que son los derechos y obligaciones como ciudadanos para poder darle una oportunidad para que más adelante puedan elegir su profesión”.
 
Para finaliza, Farías recordó que hace tiempo la Gendarmería Nacional tenía una parte que se llamaba Gendarmería Infantil, destinada a los hijos de los gendarmes que estaban destinados a lugares donde no había establecimientos educativos, lo que “era una salida para que los chicos no estuvieran en estado de ocio, sino que practiquen deportes, aprendan a hacer una instalación eléctrica, aprendan a hacer manualidades y además era abierto para todos aquellos que querían aprender, era voluntario y no por ello ha tenido esa Gendarmería Infantil un gran porcentaje de gendarmes, son cosas totalmente distintas”.