Miércoles, 16 Enero, 2019 - 18:53

Seguridad vial, una materia pendiente para todos
María Teresa Celada (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
“Educación, responsabilidad y toma de consciencia”
 
La realidad que vivimos en Resistencia, refleja cuan necesaria es la seguridad vial. Ello implica que los ciudadanos debemos adquirir conocimientos sobre educación vial pero también, adquirir hábitos y adoptar actitudes que, en la calle, se traduzcan en un mayor cuidado y prevención de nosotros mismos y de los otros. Implica ser conscientes y responsables de nuestras acciones, ya sea como conductores de vehículos o como peatones.
 
Debemos comprender la importancia de conocer y respetar las normas como así también las medidas de prevención, fundamentales para evitar que continúen sucediendo y lamentablemente, proliferando los siniestros viales.
 
Nuestro país presenta uno de los índices más altos de mortalidad por accidentes de tránsito. Miles de personas resultan víctimas fatales en tanto que centenares de miles resultan heridos, además de los miles de millones de dólares en pérdidas económicas que esto genera.
 
Según datos oficiales, públicos y comprobables, en la provincia del Chaco entre los días 1 de enero al 29 de diciembre del 2018 se registraron 6493 siniestros viales, en los cuales se asistió a 7805 personas, lo que resultó en un promedio de 22 personas atendidas por día.
 
Esto demuestra que la educación vial es importante pero no es suficiente por sí sola.
 
La Provincia del Chaco, así como nuestro municipio, se encuentran adheridos a la Ley Nacional de Transito. Contar con esta legislación es muy importante para resolver los problemas de tránsito, pero resulta fundamental que este tema sea abordado de manera integral y conjunta por los diferentes actores que intervienen en las políticas públicas como así también el rol fundamental que ocupan los medios de comunicación, las organizaciones no gubernamentales, profesionales de diferentes áreas y la ciudadanía en general.
 
Los siniestros viales no son solo producto de la imprudencia o negligencia de los conductores o peatones, sino también, por el diseño inadecuado de calles, caminos o rutas, mantenimiento deficiente, pese al cobro de peaje, la mala iluminación o señalización. Por ello, todos debemos hacer la parte que nos corresponde.
 
Desde mi función como edil de la ciudad, he debatido y contribuido con diferentes proyectos de ordenanzas que buscan contribuir al abordaje de esta problemática que nos preocupa y nos ocupa. Entre los proyectos trabajados durante el 2018 podemos encontrar la colocación de señalética y la instalación de semáforos verticales y horizontales en diferentes calles de nuestra ciudad. Asimismo, presentamos entre otros, los proyectos “Escuelas Seguras” como así también los programas "Tu casco, tu vida" y "Cebras Peatonales”. Por otra parte, un proyecto fundamental presentado en el año 2017, y que aún espera su tratamiento, es la Reglamentación para transporte de menores en ciclomotores, donde se prohíbe transportar a menores de cinco años en mencionados vehículos. Y los niños de entre cinco y doce años podrán hacerlo únicamente si van acompañados de sus padres y/o tutores, en la parte posterior del asiento y con la protección necesaria.
 
Creo que aún queda mucho por hacer, pero es imperante que asumamos nuestra responsabilidad, conozcamos nuestros derechos y deberes y, tomemos conciencia de la necesidad de mejorar el tránsito, recordando que los siniestros viales son una de las formas de violencia social más importante que afronta nuestra sociedad, lo que implica que la seguridad vial, sea hoy, una materia pendiente para todos.
 
(*) Abogada. Concejal de la ciudad de Resistencia