Sábado, 19 Septiembre, 2020 - 12:26

Se quemaron tres mil hectáreas de pastizales en el incendio del Parque Nacional Chaco

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Por Horacio Torres (*)

Respecto del reciente incendio en el Parque Nacional Chaco, que está ubicado en el centro este del Chaco a 120 kilómetros de Resistencia, su Intendente el guardaparques Daniel Crosta, explicó que "la causa no la tenemos todavía identificada", aunque si descartó de plano su origen en campos linderos.
 
"La primer certeza que tenemos es que se originó en el medio del Parque, tirando un poquito hacia el norte, en el medio del Estero (que ahora está seco) ahí se inició". Al describir con más precisión el lugar detalló que "el Parque es un rectángulo, si trazas las diagonales te da un punto en el medio, de ahí un poquito hacia el norte es el lugar del incendio."
 
 
En el terreno de las hipótesis aventuró que podría tratarse de un rayo, "porque durante la madrugada del miércoles 16 de septiembre hubo tormentas eléctricas secas sin lluvias en toda la zona". Horario coincidente con el inicio del incendio y el fenómeno meteorológico, registrados entre las 5 y 6 de la mañana. Ampliando sobre el inicio del foco dijo "por lo general la gente, los cazadores o los que prenden, prenden a la siesta o a la tarde. Esa es una constante acá en la zona. Sin embargo esta vez fue distinto".
 
Otro dato significativo es que en el lugar donde se originó el fuego no hay picadas. “No hay ningún camino, no hay nada acá. Es un punto que está lejos de todo. Una zona de pastizales de 2 metros de altura, donde no podes andar ni a caballo".
 
Respecto a los daños, Crosta minimizó los efectos del incendio, más allá del daño ecológico. "Se quemó una zona de pastizal y palmeral que no afecta en principio al Monte. Lo que pudimos hacer gracias a que nos acompañó el viento sur fue cerrar el fuego y evitar que llegue a unos ambientes de raleras de quebrachos colorados. Por suerte esos montes no fueron afectados, que son los ambientes más protegidos que tenemos dentro del Parque por su valor ecológico”. También comentó que encontraron un coipo quemado (se trata de un roedor, una nutria).
 
 
En cuanto a la superficie quemada, el Guardaparques estimó que el área "es importante, yo calculo que serían alrededor de 3 mil hectáreas. Hoy vamos a empezar con el GPS a dar vuelta por el perímetro". También relató que no tuvo oportunidad de hacer un sobrevuelo por la región afectada. "Los dos días que estuvimos trabajando ayer y antes de ayer nos dedicamos de lleno a tratar de contener el fuego".
 
Para la contención de las llamas trabajó todo el personal profesional del Parque para combate de incendios, que tiene una dotación de 25 personas. "Después recibimos el apoyo del Municipio de Capitán Solari que nos proveyeron unos tanques con agua, para tener un abastecimiento más cercano al lugar del siniestro, con 6 personas que vinieron a ayudarnos. Además se ofrecieron personal de la Policía y Bomberos de localidades vecinas, como el Municipio de Colonias Unidas, pero no fue necesario. Como el trabajo era muy puntual con los cortafuegos que ya tenemos hechos no hacía falta más cantidad de recursos humanos", explicó.
 
 
Por suerte pese a la espectacularidad de las llamas y la densidad del humo, el incendio no pasó a mayores. No obstante, si la situación se volviera a repetir el panorama podría ser mucho peor por las condiciones climáticas desfavorables. "Es un colchón de vegetación seca por la falta de agua y las heladas. Está todo amarillo. Nosotros hicimos unos cortafuegos en una zona donde antes había lagunas y ahora está todo seco" relató.
 
Al mediodía del jueves "lo dimos por contenido al incendio. Eso significa que no se va a expandir más allá de donde ya afectó. Aunque seguía quemando fuerte en el medio en una zona de manchones de totorales y pastizales, por eso se sigue viendo mucho humo".
 
 
Para finalizar Crosta agradeció a los Concejales y al Municipio de Capitán Solari, "que ayudaron con comida a los brigadistas, jugo y frutas, que es lo que más necesita en esas situaciones, al Director del Hospital y a toda la gente, que también colaboró de una u otra manera".
 
Esta situación impone pensar urgente en una solución definitiva. El peor error a cometer consiste en subestimar el poder que tienen los incendios -naturales u ocasionados- en tiempo de sequía. Porque más allá de las pérdidas, es mucho más aún lo que se puede llegar a perder, si no se cuenta con la asistencia de aviones hidrantes, si no en Chaco exclusivamente, por lo menos en la región nordeste.
 
(*) Periodista ambiental