Miércoles, 5 Febrero, 2020 - 18:58

Se impulsa el mercado argentino: subieron los ADR, los bonos y bajó el riesgo país

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Los índices en EEUU se acercaron a los máximos de enero, en la temporada de presentación de balances. El indicador de JP Morgan quedó debajo de los 1.900 puntos para Argentina mientras que los dólares bursátiles se mantuvieron sin cambios y los bonos en dólares treparon hasta 3,2%.
 
Los ADR y los bonos de Argentina exhibieron mejoras este miércoles, en una plaza selectiva y cauta de negocios por las dudas que generan los canjes de deuda que impulsan la Nación y la provincia de Buenos Aires.
 
Cabe recordar que Argentina canjeó el martes bonos en moneda dual con vencimiento 2020 (AF20) por 164 millones de dólares por otros instrumentos a mayor plazo, una operación que tuvo poca aceptación de los acreedores, mientras que la provincia de Buenos Aires dijo que tras no alcanzar un acuerdo con sus acreedores enfrentará un pago de deuda para no caer en cesación de pagos.
 
“El reciente canje del ‘AF20’ logró sólo una adhesión del 10% del valor total de los vencimientos, esperable dado que los otros cuatro instrumentos implicaban quitas de capital significativas. En la semana hablamos de la poca expectativa respecto de la operación”, sostuvo la consultora Delphos Investment.
 
En otro orden, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, dijo este miércoles que ahora es “un momento muy importante” para que Argentina ponga en práctica políticas para una reestructuración exitosa de su deuda.
 
En ese contexto, los bonos en dólares treparon hasta 3,2% de la mano del Par.
 
Apuntaló los negocios bursátiles un clima de amplio optimismo en el exterior, con indicadores muy próximos a los récords en los mercados de Nueva York, en ruedas en las que las principales compañías están presentando los balances trimestrales. El índice Dow Jones de Industriales volvió a superar los 29.000 puntos, una marca histórica alcanzada puntualmente en algunas jornadas operativas de enero pasado.
 
Entre los ADR de empresas argentinas negociados en Wall Street predominaron las alzas, en línea con la tendencia de las plazas externas ante expectativas de nuevas medidas de estímulo de los bancos centrales y por un reporte en la televisión china que afirmó que un equipo de investigación desarrolló un medicamento efectivo contra el coronavirus.
 
En el canje “pudo haber influido que algunos fondos no pudieran entrar al canje hasta que la provincia de Buenos Aires no definiera su situación dado que ante un default están imposibilitados de hacer el canje del AF20”, expresó Gustavo Neffa, director de Research for Traders. Agregó que “quizás esto sirva para una mejora en la condiciones del canje o reapertura cantada”.
 
Sin embargo, estas novedades sobre el tratamiento de la deuda soberana y sub-soberana de la Argentina contribuyeron a una recuperación de las castigadas cotizaciones de la renta fija, así como a un descenso del Riesgo País.
 
El indicador de JP Morgan se estabiliza así debajo de los 1.900 puntos para la Argentina, y se aleja de los máximos de 2019, cuando llegó a superar los 2.500 puntos en septiembre pasado.
 
A su vez, Moody’s señaló que el Gobierno dela provincia de Buenos Aires evitó el default, pero en un futuro probablemente se considerará una reestructuración más amplia de la deuda en moneda extranjera, un intercambio con dificultades y que podría producir pérdidas de los tenedores de bonos.
 
En tanto, el índice bursátil S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) cayó apenas 0,7% en pesos, a 40.767 unidades, mientras que para los títulos públicos en pesos también se registró una moderada toma de ganancias.
 
Entre las acciones que lideraron las bajas figuran las de Cresud, con una caída de 4,1%, seguidas por las de Transportadora de Gas del Norte (-2,6%) y Edenor (-2,4%)
El dólar “solidario”, el contado con liqui y el MEP se mantienen estables
 
En una jornada que lució positiva para los mercados financieros, con los indicadores de Wall Street en niveles récord, el dólar cedió posiciones respecto de otras monedas emergentes, como el yuan chino y el real brasileño. Por la incidencia de estas divisas en el desempeño del comercio exterior argentino, una apreciación respecto del billete verde resta presiones devaluatorias para el peso argentino.
 
En ese aspecto el alza del dólar en Brasil en las últimas semanas apuró el deslizamiento del tipo de cambio mayorista en la Argentina en el breve recorrido de 2020. El viernes 31, el dólar alcanzó un máximo histórico de 4,28 reales, mientras que este miércoles se pacta a 4,23 reales, con un aumento de 5,2% en 2020.
 
En la plaza mayorista local el dólar cerró a $60,59, con un incremento de 1,2% o 70 centavos desde el cierre de 2019, menos que la inflación del período, en torno al 3% según sondeos de consultoras.
 
En las últimas ruedas, la entidad que preside Miguel Pesce se mostró proclive a la venta de divisas para atenuar la tendencia alcista del tipo de cambio, en una plaza con escaso volumen de negocios.
 
Con ventas puntuales del Banco Central para fijar precio, el monto negociado en el segmento de contado (spot) sumó unos USD 181,7 millones, mientras que en futuros se pactaron contratos por USD 124 millones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y otros USD 303,3 millones en el ROFEX, donde las posturas para fin de mes terminaron en 62,325 pesos.
 
El Índice de Tipo de Cambio Real Multilateral (ITCRM) del BCRA, que mide la evolución de las monedas de los principales socios comerciales de la Argentina respecto del peso, en la que se plasma la devaluación de estas emisiones y la inflación en los países de origen, se ubica en el umbral de los 117 puntos. Esto puede interpretarse como un tipo de cambio aún “alto” para la Argentina en un 17% respecto de una zona de equilibrio teórico (base 100) y, por lo tanto, competitivo para exportar.
 
“La falta de una política monetaria explícita en un contexto de estricto cepo cambiario, enciende luces de alerta sobre la aún elevada inflación y la brecha entre el tipo de cambio oficial y el no oficial”, subrayó un informe de PwC Argentina.
 
En este aspecto, la brecha entre el “contado con liqui” y el dólar mayorista se mantiene en torno al 40%, comparable con el promedio observado durante los controles de capitales del segundo gobierno de Cristina Kirchner, entre octubre de 2011 y diciembre de 2015.
 
El dólar al público se mantiene ligeramente sobre los 63 pesos en el promedio de bancos, que ascienden a 82 pesos por el recargo “solidario” del 30% para atesoramiento y turismo. Cabe destacar que este gravamen no persigue un fin recaudatorio, sino moderar la salida de divisas y caída de reservas por esta vía, como ocurrió a partir de las elecciones primarias del 11 de agosto.
 
“Recordemos que según los datos de recaudación de la AFIP, el impuesto al dólar del 30% recaudó unos $3.181 millones desde el 23 de diciembre hasta las primeras tres semanas de enero”, subrayó un reporte de Portfolio Personal Inversiones. Este monto refleja que las ventas de divisas al público sumaron escasos USD 167 millones en el último mes, atrofiadas por el “impuestazo”.
 
“Ante la limitada oferta de instrumentos de inversión que permitan protegerse de la inflación, y sin la posibilidad de comprar dólares en el canal oficial para atesoramiento, las posibilidades de que el público acuda al dólar a través del mercado de capitales o del mercado informal aumenta y, con ello, la dispersión de precios relativos”, agregó PwC Argentina.
 
Después de haber repuntado más de USD 1.000 millones en diciembre, como consecuencia del beneficio impositivo para las tenencias de moneda extranjera dentro del sistema, los depósitos en dólares del sector privado –en efectivo– volvieron a caer más de USD 700 millones en enero, a 18.721 millones de dólares.
 
En cuanto a las reservas internacionales del BCRA, el monto cedió el martes 3 al mínimo de 2020, unos USD 44.632 millones, según datos provisorios. En tres ruedas de febrero, estos activos caen unos 285 millones de dólares.
 
No hay que perder de vista que el martes, la autoridad monetaria difundió el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), donde los participantes de la encuesta proyectaron un tipo de cambio promedio para diciembre de 2020 de 78,70 pesos, es decir 1,8 pesos menos que en el relevamiento previo. Para diciembre de 2021, se espera un tipo de cambio de 99 pesos por dólar.
 
Fuente: 
Infobae