Viernes, 18 Octubre, 2019 - 21:44

Se conocieron los fundamentos de la sentencia a Mazzoni y Casco

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El pasado primero de octubre, el Tribunal Oral de Resistencia por unanimidad condenó al ex fiscal federal Roberto Domingo Mazzoni a la pena de 11 años por los delitos de “apremios ilegales a ex detenidas políticas y por los delitos de omitir investigar tormentos y por el incumplimiento de sus deberes de funcionario público”.
 
También fue condenado el ex oficial del Servicio Penitenciario Pablo Casco a 11 años,  por “infringir tormentos a un detenido político” en esa cárcel. Este jueves se dieron a conocer a las partes los fundamentos de la sentencia. 
 
La Fiscalía Federal y las querellas ya adelantaron que “apelarán la sentencia en la parte referida a las absoluciones” y que en ese marco pedirán un “aumento de las penas”. 
Los jueces consideraron que: “Los casos de crímenes de lesa humanidad son la realización de la amenaza individual, en los que la política se ha vuelto perversa para atacar masivamente a quienes debían cobijar”.
 
A su vez, argumentaron que “los crímenes de lesa humanidad son atrocidades cometidas por los gobiernos u organizaciones cuasi-gubernamentales en contra de grupos civiles que están bajo su jurisdicción y control”.
 
Por otra parte precisaron en que “las conductas materia de juzgamiento fueron ejecutadas por organizaciones dependientes del Estado, bien el Ejército argentino con la subordinación de las Policías provinciales, o por miembros de las restantes fuerzas de seguridad”.
 
En ene ese sentido consideraron que “al poseer una posición de garante, por su especial posición institucional que prescribe especiales deberes de protección frente a los bienes jurídicos en juego, como la libertad, la integridad física de los detenidos, por sus cargos de fiscal y juez federal al momento de los hechos, revestían especiales deberes de protección frente a la libertad e integridad física de los detenidos al tomar conocimiento de los hechos denunciados y esta omisión debe serle imputada como si la hubiesen llevado de modo activo”.
 
“CASCO Y LA CÁRCEL U7"
 
En cuanto a los fundamentos de la condena al oficial del Servicio Penitenciario Federal Pablo Casco, el Tribunal describió: “En la U7 existía una rutina con la mayor porción de tiempo bajo encierro en el pabellón, inexistentes labores y un yugo ininterrumpido y obligado que lo ligaba, al rigor y a las actitudes injustificadas de quien en su condición de oficial y aparentando un poder siempre relativo lo sometía a inusitados rigores”
 
Por otra parte en cuanto a los traslado de ex detenidos políticos, los jueces reconstruyeron: “La ferocidad con la que eran torturados cuando los subían a los vehículos y también al regreso cuando los bajaban para reingresarlos a la penitenciaría. Casco, como gestor de esa modalidad de traslado, no fue ajeno a la misma actividad y maltrato indicándoselo como uno de los que también castigaba a los detenidos”.
 
Y finalizaron argumentando que “César Pablo Casco tuvo una permanente actitud hostil e intimidante descripta por los internos que por entonces alojaba la prisión Regional del Norte con imprevisibles reacciones que lejos de aliviar o atemperar rutinas cargadas de situaciones tensas como acontecía durante sus guardias, los sumía aún más en la incertidumbre y la desesperanza con prácticas inusuales, cuasi antojadiza”.
 

Notas relacionadas