Lunes, 30 Diciembre, 2013 - 07:37

Schumacher, en estado crítico tras su accidente de esquí

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El expiloto alemán Michael Schumacher, siete veces campeón mundial de Fórmula 1, se encuentra en estado crítico en un hospital de Grenoble, sudeste de Francia, tras el accidente de esquí que sufrió el domingo en Meribel, Alpes franceses.

Michael Schumacher esquiaba el domingo en compañía de su hijo de 14 años fuera de pista cuando se cayó y se golpeó la cabeza contra una piedra.

Schumacher está hospitalizado en el Centro Hospitalario Universitario de Grenoble (CHU), donde se encuentran su esposa y sus dos hijos.

"No podemos pronunciarnos sobre la evolución de Michael Shumacher", dijeron los médicos del Centro Hospitalario Universitario (CHU) de Grenoble, precisando que no está prevista una segunda operación del expiloto, de 44 años.

La policía francesa custodiaba el lunes por la mañana las afueras y el interior del hospital, donde decenas de periodistas y cámaras de televisión esperaban la publicación de un nuevo comunicado sobre el estado de salud del máximo campeón de la historia de la Fórmula 1 previsto para las 10H00 GMT del lunes.

El domingo por la noche, un primer comunicado del CHU de Grenoble indicó que al llegar al hospital, Schumacher "sufría un traumatismo craneal grave con coma" que "necesitó inmediatamente una intervención neuroquirúrgica".

"Permanece en estado crítico", había añadido el comunicado firmado por el profesor Chabardes, neurocirujano, el profesor Payen, jefe de la unidad de anestesia-reanimación, y por el director general adjunto del hospital, Marc Penaud.

El domingo por la tarde, la estación de esquí de Mirabel confirmó en un comunicado el accidente de Schumacher, de 44 años, y señaló que el piloto sufría "un traumatismo craneal" grave pero que su vida no estaba en peligro.

Ese diagnóstico había sido ratificado por el pelotón de la gendarmería francesa de Courchevel que intervino en las actividades de socorro, que habló de un "traumatismo craneal severo".

Sin embargo, hacia el final de la tarde, la llegada del conocido neurólogo parisino Gérard Saillant al hospital de Grenoble en un coche de la gendarmería desató las especulaciones sobre la gravedad del estado de Schumacher.

El profesor Gérard Saillant dirige el Instituto del Cerebro y de la Médula Espinal (ICM) de París.

"El accidente se produjo sobre las 11h00 (10h00 GMT) en un sector no señalizado", explicó el servicio de prensa de la estación alpina de Meribel.

Según el director de la estación alpina, Christophe Gernigon-Lecomte, Schumacher llevaba puesto el casco en el momento de la caída.

Inmediatamente después de su caída, dos socorristas auxiliaron a Schumacher y posteriormente también se hicieron cargo de él los gendarmes.

Schumacher "estaba consciente, pero un poco alterado", declaró a la AFP Gernigon-Lecomte.

Schumacher fue evacuado "en menos de diez minutos" a bordo de un helicóptero ambulancia hacia el hospital de Moutiers, agregó.

Una hora más tarde partió rumbo al CHU de Grenoble, donde ingresó a las 12h40 (11h40 GMT).

"Michael se ha caído de cabeza en el trascurso de una estancia de esquí de orden privado en los Alpes franceses. Llevaba puesto el casco y no estaba solo", explicó Sabine Kahm, la agente de Schumacher, en un comunicado difundido por la agencia SID, filial de la AFP en Alemania.

CONMOCIÓN

Los mensajes de simpatía y apoyo al deportista no han parado de llegar.

"¡¡Estoy rezando para que Dios te proteja, hermano!! Y para que tengas una rápida recuperación Michael!!", dijo el piloto brasileño Felipe Massa en su cuenta en Twitter.

Alemania estaba conmocionada por la noticia y en Kerpen, pequeña ciudad cercana a Colonia, donde creció Schumacher, los fanáticos del piloto oscilaban entre la tristeza y la esperanza.

"Schumi, hemorragia cerebral, estado de coma, peligro de muerte", tituló el diario popular Bild, el de más tiraje en Alemania.

"Conocemos muy bien a Schumacher. Es un luchador. Cruzamos los dedos para que gane este combate", dijo a la AFP Michael Viehmann, presidente del club de admiradores de Kerpen.

Schumacher, que cumplirá 45 años el próximo 3 de enero, es el piloto con más títulos mundial en la historia de la Fórmula 1 (siete entre 1994 y 2004) y ganó 91 grandes premios en su carrera.

El expiloto, que ganó el último de sus títulos mundiales en 2004, se retiró definitivamente en 2012 en el Gran Premio de Brasil, en el que acabó séptimo, después de que intentara dejarlo seis años antes.

Desde su debut en 1991, Schumacher ganó más títulos de Fórmula 1 y carreras que ningún otro. Además, tiene el récord de 91 victorias y es uno de los dos hombres que alcanzaron los 300 grandes premios, concretamente en el caso del alemán los 308.

Tras lograr sus dos primeros títulos con la escudería Benetton (1994,1995), el piloto alemán se marchó a Ferrari donde logró cinco títulos consecutivos entre 2000 y 2004. Fue su periodo de gloria en el seno de un equipo de ensueño, con Ross Brawn como director técnico y Jean Todt como patrón de la Scuderia.

Nacido en Hürt, en las afueras de Colonia, el 3 de enero de 1969, ha llevado una vida discreta en Suiza.

Fuente: 
Agencia NA.