Lunes, 28 Octubre, 2019 - 14:51

Sarampión: la clave es insistir con la vacunación para ganar definitivamente la batalla
Por Silvia Balbachán (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Sarampión es un virus muy transmisible de contagio interhumano que se transfiere por vía respiratoria y se caracteriza por la aparición de exantemas (manchas rosadas) en todo el cuerpo. En 2019, Argentina presenta un brote de esta enfermedad con 38 casos reportados, con cifras altas en Brasil (4500 casos y 4 muertes) y Venezuela (más de 6 mil casos). En Europa ya son 90 mil los afectados. Las medidas para evitar el contagio: informarse y vacunarse. 

El 28 de Septiembre de este año, la Sociedad Argentina de Infectologiìa (SADI), la Sociedad Argentina de Vacunologiìa y Epidemiologiìa (SAVE) y la Fundacioìn Hueìsped lanzaron un comunicado de alerta manifestando que Argentina se encuentra cursando un brote de sarampioìn. “En el contexto de eliminacioìn de la enfermedad, un caso es un brote. La re-emergencia a nivel mundial (los casos han crecido un 300% en este anÞo) y la situacioìn epidemioloìgica en Brasil (especialmente en San Pablo), donde se confirmaron maìs de 4500 casos y 4 muertos, generan un aumento muy relevante del riesgo en Argentina” sostiene el documento.

Para acercar información y claridad sobre el tema, la reconocida médica infectóloga Silvia Balbachán (*) docente de la Facultad de Medicina de la UNNE tomó contacto con #RadioUNNE oportunidad en la que brindó detalles específicos de lo que debemos saber y cómo actuar ante este nuevo brote de sarampión en nuestro país.

Desde el inicio de la entrevista, Balbachán hizo foco en la necesidad de concientizar a la población de que la solución para combatir el virus del sarampión radica en el cumplimiento de la inmunización con la vacuna triple viral. “Las personas deben estar inmunizadas con las dos (2) dosis recomendadas: una al año de haber nacido y la otra después de cumplidos los 5 años. En Argentina contamos con una vacuna que no solamente es gratuita, sino que además, es muy eficaz y no tiene mayores contraindicaciones” explicó la docente investigadora. A esto agregó “si todos nos vacunáramos con las dos dosis recomendadas para generar los anticuerpos necesarios para evitar contagios, la situación estaría controlada… pero la realidad es otra y sucedió que en la mayoría de los casos de sarampión detectados en nuestro país, los infectados no tenían las dos dosis de vacuna obligatorias” explicó la especialista.

Manifestaciones del sarampión

“Detectarlo no es sencillo porque el cuadro comienza con un problema respiratorio, fiebre alta y precatarro (chorrea mucho la nariz y ojos lagrimosos) “en éste tiempo, la persona -sin saberlo- ya está en período de contagio, 4 días después aparecen los exantemas (manchas rosadas) donde el paciente continúa diseminando la enfermedad hasta que los exantemas comienzan a descamarse, en ese momento el organismo ya ha bloqueado la enfermedad por lo tanto, no contagia más”.  

Balbachán explicó que para los pacientes con sarampión no existe tratamiento específico antiviral “por lo que se recomienda aplicar tratamiento de sostén administrando únicamente paracetamol para controlar la fiebre, porque el ibuprofeno está contraindicado en enfermedades virales”. A ésto se le debe sumar el reposo, hidratación permanente y acciones para mantener la vía respiratoria permeable del paciente, explicó la especialista. Dijo además que se debe tener en cuenta que si la enfermedad se detecta antes de la aparición de los exantemas, se debe poner al paciente en aislamiento respiratorio (con barbijo) para que no contagie “asimismo, todo el personal de salud en contacto con personas afectadas deben utilizar también los barbijos para evitar el contagio”.

Quiénes deben vacunarse, quienes no y en qué momento

Entre las recomendaciones de público conocimiento difundidas en los medios de comunicación sobre quiénes deben vacunarse con la vacuna triple viral contra el sarampión, la infectóloga de la UNNE explicó en detalle. “Existe una dosis indicada para bebés entre los 6 meses y 1 año a la que llamamos “dosis cero” utilizada en casos especiales en los que el bebé viaja con su familia a un lugar donde haya brote. Pero normalmente, esta vacuna se debe colocar a los niños después de cumplido el primer año con un refuerzo a los 5 años; en ésta edad, ya todos deberían tener las dos dosis obligatorias acreditadas”.

Explicó además que cuando se habla de “dosis acreditadas” se habla de aquella que se puedan verificar en el carnet de vacunación de la persona, con firma y sello del vacunador “no sirve que vengan de palabra a decirnos “yo me vacuné” explica la infectóloga. Dijo además que también los trabajadores de la salud deben contar con las dos dosis requeridas “y si no tienen forma de acreditación escrita deben presentar un laboratorio que certifique la presencia de anticuerpos protectores”.

A la pregunta de porqué resulta necesario que los nacidos después de 1965 deban asegurarse las dos dosis de vacuna contra el sarampión, la doctora Balbachán respondió “resulta que a las personas nacidas antes de 1965 -que deberían tener actualmente 55 años o más- se las considera inmunes, porque han generado anticuerpos a partir de la enfermedad común que tuvieron en aquellos tiempos” por lo que se insta a toda persona nacida después de ese año, acreditar las dos (2) dosis de ésta vacuna a partir del primer año de edad y, si no tienen forma de acreditarlas, ante la duda, acudir a un centro asistencial y VACUNARSE para asegurar la inmunidad”.

Recordó que la vacuna triple viral no produce mayores efectos colaterales “salvo alguna pequeña molestia en el lugar del pinchazo, no más que eso” y que está CONTRAINDICADA para las embarazadas, por lo que la sugerencia -en caso de no contar con las dos dosis obligatorias- es que no viajen a lugares donde hay casos.

La infectóloga de la UNNE reforzó en el cierre la idea de que si se logran alcanzar las coberturas de vacunación adecuadas en toda la población, se volvería al comienzo del camino -iniciado hace años atrás- de eliminación del virus del sarampión “pero con la vuelta de éstos nuevos casos, quedó en evidencia que no se pudo mantener la cobertura necesaria para que el virus no reingrese”. Destacó entonces que lo único INDISPENSABLE en ésta instancia ante este nuevo brote es VACUNAR “simplemente debemos controlar las libretas de vacunación de nuestros hijos y las personales y, ante la menor duda, acudir a los centros de salud … la clave está en insistir con la vacunación y así seguro vamos a ganar la batalla” subrayó.

(*) Doctora Silvia Balbachán

Médica especialista en Infectología, en Salud Pública y en Medicina Social y comunitaria. Máster en Medicina Tropical. Es Doctora en Medicina egresada de la UBA. Docente Investigadora del Instituto de Medicina Regional; profesora titular de Medicina III- Área Infectología y de Enfermedades Tropicales. Profesora de la Cátedra Libre “Educación en Salud y Ambiente”. Directora del CAPS (Centro de Atención Primaria de la Salud) Nº15 de la ciudad de Corrientes.