Viernes, 27 Septiembre, 2013 - 18:59

Santa campaña
Por Guillermo Villarreal

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Todo vale en una campaña electoral, y ni las primarias de agosto, ni las legislativas de octubre son la excepción a esta regla.

En este escenario, los candidatos oficialistas y opositores no dudan en utilizar hasta la imagen del Papa para llevar agua a su molino partidario.
 
 
Esto es así, al margen de que al hacerlo provoca malestar en ambientes eclesiásticos y algunos obispos salen a criticar en duros términos la "manipulación política" que intenta hacerse del pontífice argentino.
 
 
"Pretender bastardear la figura del Papa, utilizarla con fines electorales habla de la calidad de político que se rebaja al uso tan mezquino de algo tan digno como es la figura del Santo Padre que, obviamente, no entra mínimamente en ninguna campaña política, y mucho menos en la de su país", advirtió el obispo auxiliar de La Plata, monseñor Alberto Bochatey. 
 
 
El prelado, que estuvo días atrás con el Papa, no ocultó su rechazo a esta modalidad de campaña y consideró que "el tiempo va a juzgar el absurdo de algunas acciones políticas, y la verdad que la gente triunfa sobre las ideologías y los planes políticos". 
 
 
Bochatey reaccionó de ese modo ante dos recientes episodios que volvieron a sacudir las aguas e involucraron a un propagandista y a un vicegobernador kirchneristas. La aparición en Córdoba, durante la reciente beatificación del "cura gaucho", de un afiche con la imagen de Francisco y el Cura Brochero con la frase "Los desdichados no tienen en este mundo mayor necesidad que la presencia de alguien que les preste atención", desató la queja eclesiástica vernácula.
 
 
La maniobra tenía el sello de la empresa de marketing político Equipos de Difusión, del ex secretario de Medios Enrique Albistur, y fue encargada por parte de los estrategas de comunicación del Frente para la Victoria. El tono de las quejas locales contrastó, sin embargo, con la reacción que llegó del Vaticano. El papa Francisco parece haber tomado en sorna esa producción propagandística en tierras serranas y al recibir una copia de la imagen, envió un correo electrónico a un obispo cordobés -dejaron trascender fuentes eclesiásticas- con un interrogante: "¿(Martín) Insaurralde dónde está?".
 
 
La pregunta, con respuesta implícita, hacía referencia al primer y polémico afiche en el que el candidato kirchnerista a primer diputado nacional por Buenos Aires aparece junto a la presidenta Cristina Fernández saludando al Papa.
 
 
La utilización de la foto, tomada a fines de julio en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro y utilizada en la previa a las primarias del 14 de agosto, también era obra del Equipo de Difusión de Albistur. Precisamente quien más cuestionó que se haya empapelado con ese afiche el área metropolitana fue el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto. "No ayuda para nada y nos complica", dijo oportunamente y antes de saberse que la estrategia no redituó en votos. Sin embargo, Mariotto fue el protagonista del segundo episodio que por estos días exacerbó los ánimos puertas adentro de la Iglesia. Es que el vicegobernador atribuyó al Papa un "apoyo" explícito a la Ley de Medios tras reunirse el pasado 18 de septiembre con él en la Santa Sede.
 
 
"Nada más alejado de la realidad. Pudieron dialogar del tema, pero el Papa no interfiere ni opina sobre cuestiones de política interna de la Argentina. Lo ha demostrado varias veces desde que inició su pontificado", dijo a DyN un sacerdote argentino que vive en el Vaticano.
 
 
El vocero hacía referencia de este modo a ciertos "cambios" de agenda que propuso el pontífice argentino para que sus gestos de cercanía con el país no se interpreten o se mezclen con la agenda política local.
 
 
En este sentido, trascendió por estas horas que el Papa pospuso para "después de (las elecciones de) octubre" la audiencia privada que iba a otorgar este jueves 26 de septiembre a Sergio Massa, candidato opositor y triunfador en las internas para las próxima elección legislativa.
 
Fuente: 
Agencia DyN