Viernes, 14 Junio, 2019 - 22:33

Rozas habló de todo: sensaciones tras su anuncio, radicalismo provincial y nacional y repaso de su vida política

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El histórico dirigente radical chaqueño recibió a Diario Chaco en el día que fue noticia nacional tras decidir no renovar su banca en el Senado. ¿Cómo se siente? ¿Por qué lo decidió? ¿Cumplió con todo lo que se propuso? ¿Se arrepiente de algo?
Este viernes el dos veces gobernador y actualmente senador nacional por el radicalismo, Ángel Rozas, anunció que desde el 10 de diciembre abandonará la vida política activa. Aunque contó que el jueves no pudo dormir, dice sentirse satisfecho.
 
PRIMERAS SENSACIONES
 
Tengo que cumplir mi mandato hasta el 10 de diciembre y lo haré con la misma responsabilidad que lo hice hasta ahora”, asegura Rozas, y admitió que “este tiempo me va a permitir ir adaptándome mentalmente que después de 40 años voy a estar en un escenario de mi vida totalmente distinto del que estuve hasta hoy; seguramente no me va a resultar fácil”.
 
El senador, también fue diputado provincial y nacional, venía pensando hace unos meses sobre su futuro político, analizando si tenía las fuerzas para continuar otros seis años en la Cámara Alta o si ya era tiempo de dejar el espacio. Dice que cree que “los políticos no somos imprescindibles”, por lo que se aferró a sus principios.
 
Tomé la decisión el miércoles, después del mediodía”, indica el referente radical que marcó un antes y un después en la vida partidaria chaqueña. Si bien aseguró que su familia está acosutmbrada a su vida y dejaron en sus manos la definición de continuar o no, “cuando les dije de la decisión que tomé por supuesto que dijeron ‘tomaste la decisión correcta. Es el momento que tenés que dejar’”.
 
 
Hace menos de un mes, el 27 de mayo más precisamente, se realizó la Convención Nacional de la UCR donde se decidió continuar dentro de Cambiemos, aunque en algún momento llegó a estar en duda. Unos días antes, el 11 de ese mes, se realizó la Convención Provincial de la UCR chaqueña, donde Rozas había considerado que era necesario quedarse en la coalición siempre y cuando se transforme en una alianza de gobierno y deje de ser una alianza electoral.
 
Políticamente no tuve influencias extras para tomar la decisión”, dice y recuerda que “en Gualeyguachú –la convención del 2015 donde se decidió aliarse con el PRO y la Coalición Cívica- no es que estábamos en contra de Macri sino que queríamos una coalición más amplia”, haciendo referencia a su postura de sumar al espacio al Frente Renovador. “En esta Convención llegamos con una posición distinta a las del 2015 porque ya somos gobierno; la situación es crítica en el país, en lo económico, social, en lo político, pero no acompañar este proceso es quedarnos en la mitad del camino”.
 
Estoy convencido que hoy en el seno del gobierno hay una concepción diferente a la del 2015. En aquel entonces me parecía a mí que el gobierno no tenía conceptualmente la idea de una coalición verdadera, no parlamentaria como fue hasta ahora. Hoy hay plena consciencia de que es necesaria una coalición de gobierno”, señaló.
 
En ese sentido, celebró la designación de Miguel Pichetto como vicepresidente de Macri de cara a las elecciones, con quien tiene un vínculo personal y compartió los seis años en el Senado. “La incorporación de Pichetto va a ayudar mucho a esto que estoy expresando. Es un hombre de la política, viene de la política, sé cómo piensa y tenemos total coincidencia en que el país necesita una coalición de gobierno”.
 
Pero, ¿hubiese preferido un vice de la UCR? “Cuando arrancás las negociaciones siempre querés poner los más cercanos a vos, pero en la situación que está Argentina, complicada, creo que la designación de Pichetto ha sido un acierto”. En ese sentido enumeró que considera positivo “primero porque se amplía la coalición; segundo porque da competitividad electoral; y tercero porque es un hombre de poder y de gobierno, algo fundamental a la hora de tomar medidas y decisiones”.
 
 
“Es un hombre que toma decisiones públicas sabiendo de antemano que mucha gente no va a estar de acuerdo. Le agrega a la fórmula y a Cambiemos gobernabilidad”, terminó sobre Pichetto.
 
LA UNIDAD EN LA UCR CHAQUEÑA
 
Finalmente se logró hacer una fórmula de unidad en el radicalismo provincial que buscará recuperar la gobernación de Chaco. La fórmula estará encabezada por Carim Peche y Alicia Azula.
 
Conocido fue que eso llevó una larga negociación. ¿Se trabajó mucho para conseguirlo? “Sí, porque es difícil”, comentó Rozas. “Cuando estás en el poder tenés más instrumentos para acercar a las partes, pero cuando sos oposición y venís siendo derrotado, las diferencias emergen más fuertemente”, analizó el ex gobernador. “Y ahí comienzan las aspiraciones, chocan y eso divide. Yo soy genéticamente aliancista, creo en las coaliciones, esto es lo que me impulsó a trabajar por la unidad partidaria. A partir de ahora se genera una expectativa de cambio en la provincia”, agregó.
 
¿Para qué está Chaco Somos Todos, más allá de buscar ganar la elección?
 
Creo que Chaco Somos todos tiene que representar claramente un cambio profundo. Chaco no tiene un problema de fondos insuficientes, tiene un problema de mala administración y mala asignación de los recursos, en mi concepto. Hay que cambiar profundamente el tema sanitario; la educación: los conflictos que hay con la docencia llama poderosamente la atención. Aspiro a que Chaco Somos Todos, encabezado por Peche y Azula, represente, y que los chaqueños sientan que ellos representan, un cambio y una esperanza. Si son capaces de lograr eso, no tengo dudas que la victoria está a la vuelta de la esquina”, expresó.
 
Pero UCR no terminó negociaciones tras arreglar la fórmula que buscará la gobernación. Es que alguien tiene que sucederlo a Rozas y, tal como él mismo lo expresó, “varios deben querer el lugar, y tienen derecho”.
 
Uno que suena con fuerzas y que por trayectoria no sería descabellado es Gerardo Cipolini, quien ya anunció que no continuará en la intendencia de Sáenz Peña. Ante la consulta de las posibilidades que tiene Cipolini de encabezar la lista de Senadores, Rozas dijo que “es un tema del que no quiero opinar. Lo tendrán que decidir los amigos que están en el partido, sentarse a conversar. Lo que resuelva el partido acompañaré y votaré”.
 
De todas maneras, recordó que “es un cargo que le corresponde a Convergencia Social –la línea interna que él creó- porque lo ganamos en una interna en el 2013”.
 
 
SU VIDA POLÍTICA
 
Rozas tuvo una vida casi completa en lo que a política se refiere. Fue diputado provincial y nacional, fue senador y fue gobernador. Dentro del partido presidió el Comité Nacional de la UCR, algo que “lo llenó de orgullo”. Casi que pasó por todos los espacios que un amante de la política quisiera. Pero, ¿quedó algo pendiente?
 
No mucho”, es la primera respuesta, aunque luego contó: “Me hubiera gustado ser candidato a presidente de la Nación”. En ese sentido, dijo que “tuve chances relativas, no absolutas” y agregó que “fue cuando ganó Fernando De La Rúa, yo aspiraba a sucederlo”.
 
“En esa época era gobernador del Chaco con muy buena aceptación y además estaba creciendo a nivel país porque era vicepresidente del Comité Nacional siendo presidente Raúl Alfonsín, recorrí el país con él y después fui presidente de ese órgano. Estaba entusiasmado. Después, cuando terminó el gobierno de De La Rúa, por supuesto que me impactó desde lo político y lo personal y supe que esa aspiración no la iba a tener más”.
 
¿Cuáles cree que fueron los tres grandes aciertos de su gestión?
 
“Rescato fuertemente el plan de alfabetización. Para mí fue un tema profundo porque después fuismos ejemplos para varias provincias de Argentina y el gobierno de Néstor Kirchner, que convocó a quien yo tenía de coordinadora en ese plan”, comenzó enumerando Rozas.
 
“También haber conseguido en plena inundación del año 1998, que perdimos 752.000 hectáreas de algodón -la más grande en la historia de Chaco-, 50 millones de dólares de la Nación”, dijo, y argumentó que “todavía el corazón de la economía chaqueña sigue siendo el campo, si nosotros no conseguíamos esa plata y no poníamos rápidamente el aparato productivo de pie, la situación de Chaco hubiera sido tremendamente peor”.
 
Por último, nombró “un tema simbólico, que no es menor cuando gobernás”, que fue “levantarle el espíritu a la gente”. “Más allá que la realidad te marca el camino, también depende de cómo mires una cosa, a veces la misma acción te parece muy buena, buena, mala o muy mala. Eso depende de tu estado de ánimo”, explicó.
 
Por último, fue consultado sobre qué desaciertos había tenido según su óptica. “Decirte que no me equivoqué sería un acto de soberbia imperdonable, puedo decir que siempre traté de actuar de buena fe”, contestó el ex gobernador y dijo que “más vale eso se lo dejaría a mis opositores”.
 
De todas maneras, agregó que “sí puedo decir cosas que disiento con los que fueron mi oposición” e inmediatamente recordó la imposición del Quebracho en la provincia, una “pseudomoneda” que se puso en marcha durante su gobierno.
 
“Habían 13 provincias con pseudomoneda, más el gobierno nacional. Si no hubieramos creado ese instituto, que sirvió para completar salarios, Chaco se hubiera incendiado, como muchas provincias”.
 
De igual manera, remarcó que lo mejor “hubiese sido que no sea necesario”, pero una situación de crisis como la que se vivía “fue una decisión correcta”.
 
 
 

Notas relacionadas