Miércoles, 18 Diciembre, 2019 - 20:21

Rotundo comunicado de la UCR: “La emergencia es una cortina de humo para avalar la continuidad del desmanejo y la corrupción”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Diputados de la Unión Cívica Radical dieron a conocer un documento mediante el cual expresan su posición respecto del proyecto de Ley de emergencia económica, financiera y administrativa enviado por el Poder Ejecutivo provincial.
 
“La iniciativa está muy lejos de resolver los problemas de fondo que padece el Chaco, apunta más a dar al Ejecutivo herramientas que le permitan poner en marcha políticas que atentan contra la estabilidad y derechos de los trabajadores públicos, habilitar por Ley los cortes de energía eléctrica, seguir manejando con discrecionalidad el dinero público y generar mayor endeudamiento que a solucionar los problemas urgentes de la provincia”, manifestaron.
 
INESTABILIDAD LABORAL Y TERCERIZACIONES
 
En este sentido, el bloque opositor consideró que “la Ley autoriza  a reubicar, transferir, adscribir y prescindir de  trabajadores contratados antes del 10 de diciembre de este año,  incluso aquellos que se desempeñan en los servicios públicos esenciales e impostergables que se garantizarían mediante contrataciones directas, es decir tercerizaciones, y también habilita a celebrar convenios con el sector privado para que trabajadores públicos presten servicios en ese ámbito constituyendo un avasallamiento de los derechos de los trabajadores”.
 
MÁS DEUDA
 
Sobre otro de los puntos polémicos, la UCR dijo que “se autoriza al Poder Ejecutivo a emitir bonos a 10 años por $5.000 millones destinados a cancelar deudas con proveedores del Estado como así también a realizar operaciones de crédito público hasta el 10% del presupuesto provincial, es decir por más de $12.000 millones, es decir generar más deuda a la actual que está cercana a los $45.000 millones si incluimos la deuda flotante equivalente al 35% del presupuesto público, en los últimos 4 años la deuda de la provincia creció un 430%”.
 
“HIPOCRESÍA ABSOLUTA”
 
“Lo de Capitanich es de una hipocresía absoluta, habla de asistencia a productores mientras su  gobierno nacional vuelve a imponer las retenciones al campo, y como si eso no fuera suficiente parece no acordarse que es el responsable de la asfixiante presión tributaria en la provincia, en su anterior gestión aumentó un 1000% el impuesto inmobiliario rural e implemento ingresos brutos para el sector que estaba exento, tributos que,  en virtud de haber firmado hace pocas horas  la suspensión del pacto fiscal suscripto en 2018, seguirán en ascenso”, agregaron.
 
CORTES DE LUZ POR LEY
 
“Capitanich solicita autorización para darle un “marco legal” a los cortes de luz que, a decir del proyecto, responden a un plan de racionalización, una mentira absoluta, el problema de Secheep sigue siendo el desmanejo que se hace  del dinero de los usuarios, que dicho sea de paso,  ya  han generado una nueva deuda con Cammesa, hoy estamos debiendo $4800 millones más los intereses del crédito por $4200 millones que aprobamos este año para pagar la primera deuda de $6500 millones”, señalaron los radicales
 
“LA DOBLE MORAL”
 
“Fiel a su doble moral, Capitanich pretende declarar la emergencia habitacional siendo que durante su gestión como gobernador y como Jefe de Gabinete de la Nación ingresaron a las arcas de la provincia miles de millones de pesos para la construcción de viviendas, uno de los programas fue el conocido como Sueños Compartidos, que todos sabemos cómo se manejó y como terminó,  luego entre 2011 y 2016 cuando él era el gobernador y Domingo Peppo el presidente del Instituto de Vivienda se recibieron $1000 millones para construir 2000 viviendas en localidades de El Impenetrable, también sabemos cómo terminó, intendentes procesados porque el dinero no está y las viviendas tampoco”, indicaron.
 
Para finalizar, lanzaron que “todo esto de la emergencia no es más que una cortina de humo para avalar la continuidad del desmanejo y la  corrupción, los problemas que tenemos los chaqueños en materia de salud, educación, falta de obras de infraestructura, inseguridad, servicios públicos deficientes y con una de las tarifas más altas del país, excesiva presión tributaria, comenzaron durante su gobierno y  seguirán en este nuevo mandato, la única verdad es que ni Capitanich, ni Alberto Fernández, ni Cristina Kirchner volvieron mejores y distintos como decían en su campaña, son los mismos de siempre, los que persiguen al que trabaja, al que piensa distinto, al que produce y genera riqueza para el país”.