Jueves, 19 Septiembre, 2019 - 10:05

Ataron a los dueños
Robaron joyas por 2 millones de euros en uno de los mayores castillos franceses

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Los propietarios del castillo de Vaux-le-Vicomte, la propiedad privada más grande de Francia y famosa por despertar la envidia de Luis XIV y empujar su decisión de construir Versalles, fueron asaltados ayer por la noche por seis individuos que los maniataron y se llevaron sus joyas, valoradas en dos millones de euros.
 
"El robo del que fueron víctimas los propietarios de Vaux-le-Vicomte la noche pasada no afectó las colecciones del castillo, porque fue en un departamento privado y los propietarios están bien", indicó la dirección de la propiedad en Twitter, donde se informó que el castillo permanece abierto al público en los horarios habituales.
 
Los dueños de la propiedad ubicada a unos 60 kilómetros de París, Patrice de Vogüé, y su esposa Cristina, de más de noventa años, se encuentran en buen estado de salud, aunque aún alterados por los hechos, informó a EFE la Fiscalía de Melun, al sur de París.
 
De acuerdo a la denuncia, seis encapuchados ingresaron al castillo a las 4 de la madrugada y se llevaron, sin utilizar armas, la caja fuerte en la que guardaban las joyas.
 
Las autoridades indicaron a la prensa que el modus operandi sugiere que el hecho fue perpetrado por personas que conocían el lugar.
 
El castillo de Vaux-le-Vicomte es la propiedad privada más grande de Francia y recibe anualmente más de 250.000 visitas.
 
El Palacio de Vaux-le-Vicomte es un castillo de estilo barroco del siglo XVII, construido para el intendente de finanzas de Luis XIV, Nicolás Fouquet, quien contrató al arquitecto Luis Le Vau, el pintor Charles Le Brun y el paisajista André Le Nôtre, considerados entonces los mejores artistas de la época.
 
La leyenda cuenta que el éxito de dicho palacio molestó a Luis XIV, quien provocó la caída de Nicolás Fouquet y contrató a todo el equipo que había participado en su construcción para la realización del Palacio de Versalles.
Fuente: 
Télam