Jueves, 14 Mayo, 2020 - 11:56

Buscado por presunto abuso sexual
Revés para Alila: su abogado dejará de representarlo por "desacuerdos"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Así lo confirmó el fiscal que lleva adelante la causa, Roberto Villalba, en comunicación con Diario Chaco. Según señaló, ayer el abogado de Sergio Alila -quien es buscado desde el 30 de abril por supuesto abuso sexual- presentó una notificación ante la Fiscalía N° 6 para dejar de representar a Alila. El motivo: desacuerdo entre él y el imputado.
 
El abogado realizó dos presentaciones, una al comienzo de la investigación, cuando notificó que asumiría la defensa, algo que, finalmente, duró poco ya que ayer hizo una nueva presentación ante la Fiscalía para dejar de representarlo. “Ayer presentó la notificación -el abogado- que no lo iba a defender más”, confirmó Villalba. Explicó a su vez que, si bien todavía tiene su abogado, la notificación ya está radicada por lo que solo faltan las diligencias pertinentes que lo concreten.
 
Es que, el abogado, por más que haya presentado su renuncia, no se puede desligar del caso hasta que no se le designe al acusado un nuevo defensor.
 
El prófugo Sergio Osvaldo Alila es buscado por la Policía chaqueña desde el 30 de abril tras la orden de detención dictada por el fiscal Villalba. Desde entonces un equipo integrado por la Fiscalía, la Policía, la División de Delitos Cibernéticos y la Secretaría de Derechos Humanos, trabaja intensamente para dar con el paradero de Alila, quien está acusado de cometer supuesto abuso contra la integridad sexual. 
 
Además, entre los delitos denunciados también se encuentran “grooming, privación ilegítima de la libertad, corrupción de menores, abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante, difamación y amenazas”, según habían contado desde la Secretaría de Derechos Humanos, espacio que acompañó a las víctimas a hacer la denuncia.
 
CÓMO ESTÁ LA CAUSA
 
Hasta el momento se realizaron cinco allanamientos donde se podría estar oculto, todas con resultados negativos para la detención del acusado, pero se secuestraron elementos válidos para la causa y sí se detuvo a una persona sindicada como “encubridor” de Alila, se trata del padrastro.  
La carátula de encubridor recayó sobre el padrastro cuando éste hizo una extracción monetaria con la tarjeta de débito de Sergio Alila, algo que denotó que “de alguna manera lo estaría ayudando” y eso “está penado por la ley”, aseveró Villalba. 
 
Entre los delitos, a Avila se lo acusa de cometer grooming -ciberacoso- y si bien el fiscal confirmó tener “pruebas suficientes para acusarlo de los delitos”, el propio Alila dejó entrever sus conocimientos tecnológicos al burlarse tanto de la Policía como de la Justicia, estando prófugo, mediante publicaciones en sus redes sociales. 
 
El fiscal consideró además que -si bien no le consta- “evidentemente tiene gente que lo está ayudando a ocultarse”, y, en éste punto fue contundente: “Esta gente debe saber que son pasibles del delito de encubrimiento”. 
 
CÓMO CONTINÚA
 
El fiscal comentó que las pericias a los teléfonos y notebooks se “están comenzado a realizar” pero que aún no hay resultados. Detalló que “hay un personal policial importante a cargo de la búsqueda”, sabiendo que gran parte de ellos están afectados a los operativos en el marco de la pandemia. 
“Los recursos tecnológicos de la Policía están al servicio para tratar de dar con esta persona que tiene, evidentemente, un conocimiento profundo en materia tecnológica”. 
 
Respecto de los agravios hacia el accionar de la Policía y de la Justicia, Villalba señaló que “su actitud provocativa también será analizada con todos los elementos que tenemos”, aunque aseveró que “sin desviar el punto principal de supuesto abuso sexual”. 
 
“Tengo pruebas suficientes como para acusarlo, por eso libre la orden de detención, teniendo los elementos suficientes como para suponer que participó en esos hechos”. 
 
Y detalló “testimoniales, periciales psicológicas de las víctimas y otros informes que se han incorporado”, afirmó el fiscal.
 
“Teniendo en cuenta esta situación más la de prófugo, lo único que hace es agravar su situación. Debería presentarse”, agregó Villalba quien estimó que “pronto se dará con el paradero del acusado”. 
 
ORDEN VIGENTE
 
Con tantas infamias realizadas por el acusado –contra periodistas, policía y hasta la justicia- el fiscal consideró oportuno recordar que “la orden de detención rige, está activa y vigente”. 
 
Además, Villalba respondió a uno de los mencionados agravios de Alila contra la justicia, cuando éste se burló al decir que “no se me notificó de ni una citación”; el fiscal manifestó: “Yo no aviso a quien voy a detener porque no encontraría a nadie de ser así. La orden de detención es la detención, no requiere ninguna notificación”. 
 
Así las cosas, Villalba concluyó “Se sigue trabajando y se sigue intensamente buscándolo. De acuerdo a cómo se desarrollan los hechos -no me consta- pero supongo que hay personas que lo están ayudando a ocultarse. Él sabe que lo buscamos y por eso evade a la Justicia”.  
 

Notas relacionadas