Lunes, 3 Agosto, 2020 - 21:07

Reuniones sociales: “¿cómo se prohíbe algo que no se puede prohibir?”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La pregunta, en un tono de ironía para develar la falta incurrida en la última medida esgrimida por el presidente Alberto Fernández, es autoría del abogado y ex asesor del Consejo de la Magistratura de la Nación Alejandro Fargosi, quien, haciéndose eco de la maniobra conocida el último domingo y ejecutada “legalmente” a partir de este lunes, dio paso a las discrepancias respecto a la prohibición de las reuniones sociales. 
 
El Decreto de Necesidad y Urgencia publicado este lunes en el Boletín Oficial prohíbe las reuniones sociales, a la vez que determina un abanico de conductas en el ámbito privado, interpretado esto como la necesidad de adecuar las normativas de salud más allá de las recomendaciones, convirtiéndolas en una obligación. 
 
 
“El presidente legisla por decreto materia penal, a pesar de que la Constitución se lo prohíbe. Así, las reuniones sociales y familiares son asimiladas a delitos contra la salud. Viola el principio de tipicidad y crea delitos por analogía. Atenta contra la libertad más esencial”, fue la síntesis del actual presidente de la Asociación Argentina de Derecho Constitucional Daniel Sabsay. 
 
 
Fargosi, en tanto, sostuvo que “el nuevo decreto presidencial es inconstitucional”, y remarcó que “no se pueden crear delitos por DNU ni seguir eludiendo el dictado de Estado de Sitio”. “Si nos atropellan, que sea con leyes y según la Constitución. Recuperemos la cordura”, sentenció desde su Twitter. 
 
La política, lejos de exceptuarse a esta determinación, tuvo voz inmediata en el actual presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), el diputado mendocino Alfredo Cornejo, quien apuntó directamente contra la nueva decisión: “Llevamos 4 meses de cuarentena y la solución del gobierno es aumentar prohibiciones y amenazar con sanciones, en algunos casos rozando lo inconstitucional. Cuidemos la salud pero también la economía, y más que nunca, las libertades individuales”. 
 
 
Por su parte, la diputada de la CC-ARI Cambiemos, Mariana Zuvic, apeló a un mensaje más retórico y menos directo, recogiendo una frase de Guillaume Thomas François Raynal:  “Si el Gobierno se constituye juez del abuso, no tardaría en constituirse juez del uso, y toda verdadera idea de propiedad y libertad sería perdida”, asestó desde las redes sociales en alusión a la medida. 
 
La discrepante situación comenzó a regir para todo el país desde la primera hora de este lunes, sin embargo, y aún tratándose de un DNU presidencial, también tuvo algunos frenos más visibles, como el impuesto por el Gobierno correntino, quienes aseguraron que no se adherirán a la medida y que seguirán con su plan de flexiblizaciones con los respectivos permisos a las reuniones sociales y familiares, algo que interpela directamente a la investidura y su autoridad.