Viernes, 15 Noviembre, 2019 - 14:11

Resultó que los vecinos que defendían los terrenos eran los propios usurpadores

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Los vecinos del predio adujeron que permanecen en el lugar “ante una posible usurpación”, es que desde su perspectiva los usurpadores son los propios dueños, es decir: el Municipio de Resistencia. 
 
La situación se dio a conocer ayer cuando los vecinos denunciaron la usurpación de un predio, pero finalmente la Municipalidad aclaró que el predio pertenece al Municipio de Resistencia y fue adjudicado a través una donación para “uso público” como se lee en uno de los letreros. Fueron los vecinos quienes cercaron el lugar y colocaron postes y un cuidador, sin ser esto avalado por el Municipio. 
 
 
Legalmente el predio ubicado en la parcela 260 de la Chacra 120 sobre calle Cierras de Córdoba del barrio San Javier pertenece a la Municipalidad de Resistencia y fue donado en 1998 por Josefa Ruiz, Gustavo Lagerheim, Amalia Lagerheim y Liberato Ruiz, según consta en la ordenanza N° 7030. 
 
 
Cuando el abogado de la Dirección de Tierras Municipales se dirigió, a mediados de septiembre, junto a una comisión técnica, para realizar la mensura sobre dicho terreno se encontró con “un impedimento para ingresar a la propiedad debido a la existencia de una tranquera que no solo impide el acceso al predio sino también corta el paso de la calle pública”, según describe en la denuncia que luego realizó el letrado del municipio a raíz de lo manifestado.
 
 
Agregó que dicho predio “estaba cercado con alambres y postes” y que un hombre, impidió que ingrese al lugar aduciendo ser “el cuidador del terreno”. Ante esta situación, vecinos del lugar se acercaron al funcionario y “con una actitud agresiva” impidieron su acceso, por lo que finalmente, el abogado se retiró del lugar, tras intentar entablar una comunicación con ellos y obtener resultados negativos.    
 
Tras este incidente el letrado realizó la correspondiente denuncia en la comisaría décima de Resistencia. 
 
 
 
En tanto, el pasado miércoles 13, el funcionario municipal realizó una nueva denuncia donde constató que “personas desconocidas tomaron posesión del inmueble, realizando un cerramiento, instalando una cancha de futbol impidiendo el uso para el cual el Municipio de Resistencia ha destinado el inmueble”. 
 
En dicha denuncia recordó que en septiembre había realizado otra por “supuestas amenazas” recibidas, accionando penalmente contra dicho delito. 
 
 
 
Cabe destacar que los mismos vecinos admitieron haber realizado dichas obras e incluso que las hicieron de forma particular.
 
 
 

Notas relacionadas