Lunes, 21 Mayo, 2018 - 21:27

Resistencia inauguró la obra de restauración de la “Loba Romana”, histórico monumento de la ciudad

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En el marco del 129° aniversario de la creación de la Plaza 25 de Mayo, el intendente Jorge Capitanich junto al gobernador Oscar Domingo Peppo y cientos de vecinos, inauguró las obras de restauración de la “Loba Romana”, emblemático monumento que hace casi un siglo, donado por la comunidad italiana, se erige en la plaza central de la capital chaqueña. “Esta obra es la segunda escultura de la ciudad, y en casi cien años jamás fue intervenida. Esta acción, forma parte del plan de revalorización de sitios históricos de la ciudad que continuarán con otras obras en diferentes lugares”, destacó el jefe comunal.

La obra de restauración inició en febrero de este año y demandó una inversión de 1,7 millones de pesos, financiamiento que se concretó con aportes del Gobierno Provincial, a través de Lotería Chaqueña, el Municipio de Resistencia y el acompañamiento de la Fundación Resistencianos. El trabajo fue posible gracias al esfuerzo coordinado entre diferentes actores, entre ellos, la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional del Nordeste, cuya cátedra de Conservación del patrimonio arquitectónico y urbano, a cargo de la arquitecta Linda Peso, asumió la dirección de la obra con el objetivo de lograr la mayor recuperación posible de la imagen original de este monumento.

“Estamos muy contentos por el trabajo realizado. Además de felicitar a los profesionales que tuvieron intervención, quiero resaltar el aporte del concejal Juan Manuel Chapo, quien es uno de los principales impulsores de esta iniciativa, del mismo modo que la Asociación Italiana de Resistencia, y la arquitecta Linda Peso, quien ha realizado una labor de excelencia, sin percibir dinero a cambio a modo de aporte personal con nuestra comunidad”, señaló Capitanich.

Además del Capitanich y Peppo, del acto de inauguración participaron el mencionado concejal Juan Manuel Chapo; el secretario de Cultura y Desarrollo Social del Municipio, Sebastián Benítez Molas; el presidente de Lotería Chaqueña, Oscar Brugnoli, el presidente del Instituto de Cultura de la Provincia, Héctor Bernabé; el presidente de Fundación Resistencianos, Osvaldo Pérez Cuevas; y la arquitecta Linda Peso, a cargo de la restauración de la obra, y miembro de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos; y representantes de la Asociación Italiana.

Además, estuvieron varios funcionarios provinciales y municipales; concejales y legisladores nacionales y provinciales; y representantes de diferentes entidades y asociaciones civiles de la ciudad. La jornada estuvo acompañada de la música de la Banda Municipal.

 

UN TRABAJO DE EXCELENCIA

La restauración, iniciada en febrero de este año, consistió en una labor de limpieza para liberarlo de los microorganismos y hongos que lo fueron afectando por acción del tiempo, además de las pinturas, grafitis y demás daños ocasionados por hechos vandálicos. En tanto, sobre el pedestal se avanzó con una tarea de consolidación, ya que durante las tareas de relevamiento se encontraron micro-fisuras y fisuras de gran envergadura.

“En los últimos años, la noción de patrimonio cultural se ha ampliado considerablemente y la importancia mucho mayor que ahora  se le concede, se basa en la conciencia cada vez más extendida de su riqueza y vulnerabilidad. Es fundamental que sigamos desarrollando actividades, más allá de la restauración, que permitan que los vecinos y vecinas cuiden nuestro patrimonio, generen lazos con este y eviten actos vandálicos en torno a los mismos”, aseguró el intendente Jorge Capitanich.

El jefe comunal, hizo un reseña mitológica de la Loba Romana y los mellizos Rómulo y Remo, al tiempo que instó a los resistencianos a cuidar el patrimonio arquitectónico y en especial las esculturas que forman parte de la vida de la ciudad. “Proteger una obra es proteger nuestra identidad, nuestra historia y nuestras costumbres. Tenemos que cuidarlo entre todos”, destacó.

A su turno, el gobernador Oscar Domingo Peppo, destacó el aporte de Lotería Chaqueña para la recuperación de un espacio que es “un emblema e ícono de Resistencia”.

“Poner en valor este monumento, con recursos de Lotería Chaqueña, habla muy bien de todo, ya que es una obra de la gente y es a los vecinos a quienes nos debemos; y los recursos de Lotería, son recursos de la gente”, agregó.

 

CUIDAR Y PRESERVAR LA IDENTIDAD DE LOS RESISTENCIANOS

Durante el acto, el concejal Juan Manuel Chapo, impulsor de la iniciativa, destacó el trabajo realizado, “por un grupo de personas que tuvo como eje, la recuperación y preservación de nuestra historia e identidad”, señaló.

El edil felicitó el aporte de todos los sectores, en especial de la arquitecta Linda Peso, al tiempo que adelantó que el próximo paso, siguiendo con los lineamientos del intendente, se iniciará un trabajo de restauración de los murales de Raúl Monsegur, para luego seguir con otras obras.

Del mismo modo, en representación de la Fundación Resistencianos y de la Asociación Italiana de Resistencia, Osvaldo Pérez Cuevas y Carmelo Santalucía, destacaron el proceso de restauración y la puesta en valor del monumento ícono de la comunidad chaqueña.

 

UN POCO DE HISTORIA

El 20 de septiembre se cumplirán 98 años de la inauguración del gran monumento de la Loba Romana, o Luperca, cuyo autor es el arquitecto Pedro Fiaccadori, y que fue obsequiado por la comunidad italiana a Resistencia y al Territorio del Chaco, convirtiéndose en la segunda escultura emplazada en la ciudad luego del águila de la tienda La Chaqueña, construida por Bruno Del Mónico.

La obra está emplazada en la plaza central de la capital chaqueña, sitio creado en mayo de 1889. En ese lugar se realizaban funciones de cine al aire libre y la presentación de la Banda Municipal de Música que por décadas tocaba en la retreta. En su historia se fue embelleciendo con obras de arte y monumentos y se cuidó siempre de mantener la profusión vegetal, convirtiéndola en un jardín botánico que atesora especies típicas de la región.

El monumento de la Loba Romana fue obsequiado por la comunidad italiana a Resistencia y al Territorio del Chaco en agradecimiento a su hospitalidad, y en memoria de las familias que en 1878 y 1879, llegaron al paraje San Fernando para poblar la colonia. La obra fue realizada por suscripción popular entre los miembros de la comunidad italiana e inaugurada el 20 de septiembre de 1920.