Miércoles, 13 Noviembre, 2019 - 11:32

“Resistencia es rehén de la violencia”, sostuvo Celada sobre las protestas en el Municipio

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La presidente del Bloque de Concejales de la UCR Vamos Chaco, María Teresa Celada, expresó su preocupación por “las múltiples manifestaciones violentas y reactivas que en muchos casos se han hecho públicas y tantas otras permanecen en el anonimato”.

Consideró que “sin dudas, atenta contra la seguridad personal de los ciudadanos y contra el normal funcionamiento de las instituciones”.

“Es preocupante que la violencia continúe expandiéndose de la manera tan crítica en que lo hace. Sostengo que las situaciones que se están viviendo dentro de la comuna son muy graves”, expresó.

Para la edil, “la violencia no es respuesta a nada, como tampoco resuelve nada. No se justifica. En ese sentido creo que es responsabilidad de todos contribuir en la construcción de una ciudadanía activa que no mire hacia otro lado, que no permita que estos hechos hagan parte de nuestra vida. Asimismo creo que como funcionaria pública tengo el deber de tomar cartas en el asunto y procurar marcos y acciones tendientes a erradicar la violencia”.

“Es importante destacar que Chaco cuenta con la Ley 7006 de Prevención y Erradicación de la violencia laboral en el ámbito de la administración y publica. Participé como asesora y trabajamos junto a especialistas en la materia para lograr que Diputados sancionara esta Ley. Esa experiencia me sirvió para dimensionar la problemática y por ello, cuando asumí como Concejal y puede ver cómo era el ambiente del Municipio, en 2016 elaboré un proyecto para crear en el ámbito del Concejo Municipal de Resistencia, la Oficina Interdisciplinaria para la Prevención, Tratamiento y Sanción de la Violencia Laboral”, recordó.

Y, en esa línea, agregó: “Lamentablemente desde entonces sigue en tratamiento, pero espero y trabajo para que el Concejo lo apruebe. Y es que con esta norma buscamos tener las herramientas necesarias para contar con información cierta y objetiva sobre el estado de la problemática en el comuna, y a partir de ello, encarar la necesaria prevención para concientizar e identificar situaciones que vulneren los derechos de los trabajadores, quienes pueden verse expuestos a situaciones de violencia psicológica, física, política, sindical o económica y que, a la fecha, no cuentan con una estructura donde puedan canalizar y resolver efectivamente la problemática”.

 “Ante el silencio y la falta de acción de nuestra autoridades, que permiten el amedrentamiento, la coacción y mantienen una institución como acéfala, debemos invocar y exigir que se garantice el orden y la seguridad, y desaterrar para siempre el caos y las arcaicas prácticas y actitudes que se dan en el marco de la violencia. Tenemos derecho a convivir en paz”, finalizó.