Domingo, 26 Enero, 2020 - 09:25

Rescatan una anaconda amarilla en el Puerto de Barranqueras

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Ayer cerca del mediodía la Fundación Refugio Salvaje rescató a una serpiente que apareció entre maquinarias del puerto de Barranqueras. 
 
Fueron los trabajadores del puerto quienes alertaron a la fundación para el rescate de la especie, éstos por su parte, no demoraron en llegar y resguardarla.  
 
Señalaron que se trata de una Boa Curiyú (Eunectes notaeus, Boidae). Pertenece a la familia Boidae y es una especie de anaconda, conocida como “la anaconda amarilla o curiyú”, nativa del centro de Sudamérica. En idioma guaraní es llamada mbói kurijú.
 
 
Según la Dirección de Fauna Silvestre y Conservaciónde la Biodiversidad de Nación, es el más grande de los boídeos argentinos, llega a medir 4 mts, y su peso
alcanza los 30 kg. La dentición es de tipo “aglifa” (dientes macizos, carentes de canales por donde circula la ponzoña). Los dientes en realidad cumplen la función de sujetar a la presa mientras el ofidio envuelve y presiona hasta matar de asfixia a su presa. Su piel se considera valiosa tanto por sus escamas y diseño como por su tamaño. Manifiesta un importante dimorfismo sexual secundario;los machos adultos son notablemente más pequeños que las hembras.
 
Nombre científico: Eunectes notaeus (Cope, 1862)
 
Nombre vulgar: boa curiyú o anaconda amarilla
 
Su nombre vulgar deriva de “Curú tijú”, que significa “espuma en la garganta”, y posiblemente se debe a la abundante saliva que se acumula en su boca
cuando traga una presa. 
 
 
Cabe recordar que la Fundación Refugio Salvaje se encuentra habilitada en la provincia para realizar los rescates. Y desde ella agradecen a quienes velan por el cuidado de las distintas especies que aparecen en zonas urbanas.   
 
Ante la aparición de ejemplares silvestres en zonas urbanas comunicarse con:
 
WhatsApp: (0362) 476 6829 o (362) 406 8462
 
Facebook: Fundación Refugio Salvaje
 
Instagram: Fundación Refugio Salvaje
 
YouTube: Fundación Rafugio Salvaje