Lunes, 16 Diciembre, 2019 - 18:27

Renovación de autoridades
La UCR confirmó a Cornejo como presidente y Rozas será vicepresidente segundo

"No podemos de ninguna manera romper la coalición que construimos. Hay que cuidarla”, manifestó el mendocino respecto a la continuidad del partido en Juntos por el Cambio.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Por unanimidad se aprobó la nueva conducción de la Unión Cívica Radical en el Plenario Constitutivo de Delegados del Comité Nacional, donde hubo una lista única.
 
Si bien ya se sabía que el mendocino Alfredo Cornejo renovaría su mandato por dos años al frente del centenario partido, faltaba conocer el resto de los integrantes de la conducción.
 
Así las cosas, Cornejo será secundado por la bonaerense Alejandra Lordén como vicepresidente primera y el chaqueño Ángel Rozas ocupará la vicepresidencia segunda. La cordobesa Soledad Carrizo tendrá la vicepresidencia tercera. Es la primera vez que la mesa directiva se conforma con paridad de género, algo aprobado en la última Convención Nacional.
 
Además, finalmente Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, se quedó con un puesto clave, la Secretaría General.
 
La mesa de conducción se completa de la siguiente manera: Tesorero: Miguel Nanni; Protesorera: Josefina Mendoza; Secretarías: Yenni Fonfach, Enrique Nosiglia, José Cano, María Lila Castillo, Sergio Flintas, Liliana Martínez Allende, Adriana Molina, Santiago Mascheroni, Rafael Pascual, Natalia Jañez, Atilio Benedetti, Claudina Rodríguez, Carlos Lorenzo, Sofía Aguad, Walter Ceballos, Rosana González, Luis Cerini, Marcela Coli, Ricardo Patterson, Sandra Ruíz, Alfredo Marchioli, Claudia Najul y Osvaldo Navarro.
 
 
Agradezco a todos por la responsabilidad y el esfuerzo de resolver esta elección por unanimidad, eligiendo al querido Alfredo Cornejo como presidente. Este momento requiere de un radicalismo unido”, dijo Morales, a la vez que señaló que “tenemos que preparar al radicalismo para ser alternativa y construir un candidato o candidata a Presidente para el 2023”.
 
 
Por su parte, Cornejo manifestó que “los radicales cumplimos con la responsabilidad de ayudar al país con nuestra participación en la coalición que gobernó la Argentina. Con nuestros legisladores y todo nuestro despliegue territorial”.
 
En su discurso hizo referencia a uno de los temas excluyentes del encuentro: la continuidad o no en Juntos por el Cambio –espacio conformado por la UCR, el PRO y la CC Ari- y la postura del radicalismo dentro de ella. “No podemos de ninguna manera romper la coalición que construimos. Hay que cuidarla”, aseguró el hoy diputado nacional, a la vez que expresó que “nuestro objetivo es construir un candidato o candidata a Presidente para ser alternancia en 2023”.
 
Así quedó claro que continuarán dentro de la coalición que gobernó entre 2015 y 2019, pero a continuación planteó que la UCR debe liderar el espacio: “El radicalismo es el partido de la oposición mejor vertebrado para liderar la coalición en este momento. Incluso con la posibilidad de sumar a nuevos socios”.
 
Ya no podemos cargar con la culpa por las frustraciones del pasado. No lo aceptamos más. Los radicales tenemos prestigiosos políticos, técnicos adecuados y mucha militancia para conducir este país”, señaló y volvió a manifestar que “queremos gobernar la Argentina dentro de cuatro años”, por lo que “vamos a generar masa crítica desde el Comité Nacional para demostrarle a los argentinos que quieren un país normal que es posible y hay futuro”.
 
 
Presentar un candidato en 2023 parece que será el objetivo del partido de acá a cuatro años, ya que fue algo expuesto tanto por Cornejo como por Morales. La última vez que el radicalismo presentó un candidato fue en las PASO del 2015, donde el Ernesto Sanz perdió ante Mauricio Macri.
 
En este 2019 la coalición gobernante hasta ese momento no fue a internas y Mauricio Macri fue el único representante del espacio, más allá que la UCR sí quería presentar un candidato para el 11 de agosto. Incluso en la Convención Nacional, donde se ratificó la alianza con el PRO, se creó una Comisión de Acción Política, que fue presidida por el propio Cornejo, con el objetivo de negociar las cuestiones electorales con todas las patas de Cambiemos. Allí surgieron los encontronazos entre Cornejo y Macri.
 
TIERRA ARRASADA
 
Unas de las principales críticas internas que recibió Mauricio Macri fue no haber dado a conocer el estado de las arcas del país ni bien asumió en 2015.
 
“No hay que dejar pasar el concepto de 'tierra arrasada', hace 4 años recibimos una bomba de tiempo en lo económico y lo social. También somos conscientes de que no se lograron resolver los problemas económicos”, expresó Cornejo respecto a la gestión de Cambiemos.
 
En ese sentido, manifestó que “hace 8 años que estamos en recesión. Todos debemos asumir las responsabilidades. No hay ningún gobierno fundacional en la Argentina” y consideró que “Argentina ha deteriorado su concepto de equidad. Hay quienes no trabajan y la pasan muy bien, y quiénes trabajan mucho y la pasan mal. Debemos volver al concepto de movilidad social ascendente, es el desafío”.
 
En ese sentido, manifestó que “hace 8 años que estamos en recesión. Todos debemos asumir las responsabilidades. No hay ningún gobierno fundacional en la Argentina” y consideró que “Argentina ha deteriorado su concepto de equidad. Hay quienes no trabajan y la pasan muy bien, y quiénes trabajan mucho y la pasan mal. Debemos volver al concepto de movilidad social ascendente, es el desafío”.
 
ROZAS Y SU APORTE AL PARTIDO
 
El chaqueño terminó su actividad política activa el pasado 10 de diciembre, cuando se terminó su mandato como senador. La última sesión había sido el casi un mes antes, el 14 de noviembre.
 
Ángel Rozas avisó en mayo que se retiraba de los cargos políticos, bajo el argumento de un ciclo cumplido y de dejar el lugar a nuevas generaciones, pero siempre dejó claro que seguiría ligado a la UCR, al menos como un consejero.
 
 
Pero hoy se conoció que Rozas no tendrá un puesto menor, ni mucho menos: ostentará el tercer lugar en el partido en la línea de sucesión.
 
El ex gobernador chaqueño y principal dirigente del partido en la provincia supo ser presidente de este Comité Nacional entre 2001 y 2005, reemplazando a Raúl Alfonsín. Además fue vicepresidente del propio Alfonsín, con quien recorrió el país.
 
En una charla con Diario Chaco contó que eso le dio un alto nivel de reconocimiento en todo el país, lo que hizo que tenga aspiraciones presidenciales, algo que se diluyó con el conflicto del 2001.
 
Hoy vuelve a tener un importante lugar a nivel nacional en la Unión Cívica Radical.
 
CONFLICTOS ANTES DE COMENZAR
 
Medios nacionales consignaron que ocurrieron distintos disturbios y cruces en la sede del partido en Capital Federal (Alsina 1786) entre distintas líneas internas.
 
El conflicto surgió entre los que están en contra de la coalición Cambiemos contra los que quieren seguir dentro de ella.
 
Tanto el diario Perfil como la agencia Télam informaron que la pelea se dio antes de comenzar el encuentro y que uno de los grupos no pudo entrar al salón donde se realizó el acto.
 
Sin embargo, el inicio del plenario se vio empañado por una pelea entre militantes de distintas facciones, que terminó con un grupo disidente -crítico de la alianza entre la UCR y el PRO- imposibilitado de ingresar al salón donde se eligió la nueva conducción partidaria.