Jueves, 6 Diciembre, 2018 - 12:18

Reclaman al gremio por la obra del barrio de legislativos: “Ahora tememos que usurpen nuestros terrenos”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Un grupo de trabajadores del Poder Legislativo que en 2014 compró un terreno, a través del gremio, para la construcción de viviendas propias salen a reclamar “respuestas concretas” sobre la obra que “no avanza desde febrero del año pasado” y advierten sobre el temor de que se produzcan usurpaciones.

“Supuestamente para diciembre del año pasado nos iban a entregar, pero posponen mes a mes y así nos tienen. La obra tenía un plazo de 13 meses y pasaron 24 y seguimos esperando”, sostuvo una adjudicataria en contacto con Diario Chaco. “El terreno está totalmente descuidado y tememos que lo usurpen”, alertó Tamara Lacal, una de los 100 empleados que adquirieron la tierra.

LA OBRA Y LA PREOCUPACIÓN POR USURPACIONES

Tamara detalló que el convenio se inició a fines de 2014, cuando “el gremio Aguel llama a los empleados legislativos que estaban dispuestos a pagar, lo que en ese momento eran 100 mil pesos, por un terreno y que en el transcurso máximo de un año y medio el Instituto de Viviendas construiría las casas. Después, se le pagaba a Viviendas las cuotas, como un plan común con la diferencia de que ya pagábamos el terreno para asegurarnos". 

.

“Nos prometen eso, antes de que se vaya el gobierno de Cistina Kirchner (en ese momento era presidente de Viviendas Domingo Peppo); firman el contrato con Peppo y tenemos entendido que se mandó esa plata; pero nunca se construyó”, sostuvo.

En tanto, un año más tarde, “en diciembre de 2016 ponen el cartel de obra; porque todas las obras que quedaron a la ‘deriva’ Macri las puso en el Plan Belgrano. Y, en teoría, también ya se mandó esa plata pero no se construye”.

Sobre el estado de la obra, comentó: “Lo único que hicieron es la bajada de luz, de agua, los cimientos de todas las casas, pero solamente se levantaron dos fachadas y el obrador. Está así desde febrero/marzo del año pasado, que pararon la construcción”.

Y añadió que desde el gremio aseguraron, en ese momento, que “para diciembre del año pasado iban a entregar las viviendas, pero posponen mes a mes y así nos tienen. El terreno está totalmente descuidado”.

Tamara expresó además la preocupación del conjunto de trabajadores porque “hay una amenaza de un grupo de Emerenciano Sena de que se van a ir a meter; y cómo los sacamos”, se preguntó. “Ahí tienen agua, luz todo, no los sacamos más”, agregó.

“Volvimos a hablar con el representante legal del gremio (Jacky Rousselot) y le tira la pelota al gobierno. Pero nosotros hicimos contrato con ellos, que nos tienen que responder. Si ellos ven que no podrán, que vean la forma de devolver la plata actualizada, porque 100 mil pesos hace cuatro años era plata pero ahora no es nada”, reclamó.

En cuanto a las consultas al gremio, aclaró: “No tienen una respuesta para darnos. Hablamos con el que está encargado y nos dijo que para abril se retomarían las obras, pero que tampoco es seguro”.

CONTACTO CON LOS BENEFICIARIOS  

Tamara contó además: “Necesitamos contactarnos con los 100 beneficiarios porque los del gremio no nos quieren dar los datos para empezar a movernos para que nos den una respuesta concreta”.

“Queremos que se reactive la obra, que nos devuelvan la plata o nos den el terreno para que construyamos nosotros, que tampoco nos dejan”, detalló sobre las demandas de los diferentes adjudicatarios y sumó: “Hay que gente que todavía está pagando los préstamos que sacó para el terreno y que paga alquiler. Más ahora se siente mucho”.