Jueves, 24 Diciembre, 2020 - 08:20

Recibir el nuevo año sin pirotecnia: por la salud de las personas y los animales

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La pirotecnia está regulada en la ciudad de Resistencia donde los elementos de estruendo están prohibidos. Sin embargo, el control municipal no es suficiente y aún se toma esa práctica como algo propio de las fiestas de fin de año. 
 
Sin embargo, muchas personas comenzaron a tomar conciencia acerca de los riesgos del uso de estos materiales.  
 
En la ciudad de Resistencia, desde el 2017 una ordenanza regula el uso de la pirotecnia mediante la restricción de las bombas de estruendo. 
 
En esta reglamentación se agrega la prohibición del uso específico de los denominados morteros, bombas de estruendo y otros de iguales características. Por lo que limita el uso únicamente a la pirotecnia luminosa. 
 
Por su parte, Quitilipi en 2018 aprobó una ordenanza que prohíbe la venta, utilización y tenencia de artículos de pirotecnia.
 
A causa de estas prácticas, muchas personas son afectadas, en especial los niños que no están autorizados a manipular estos elementos pero que, sin embargo, lo hacen sin supervisión de un mayor. 
 
A comienzos de este año, el Hospital Pediátrico recibió a cuatro niños de entre 5 y 10 años heridos por pirotecnia. 
 
Pero la pirotecnia no solo puede provocar accidentes, trae consecuencias a la salud y el medio ambiente. Los animales sufren a causa de los grandes estruendos ya que su capacidad auditiva es más aguda que la de los humanos, aunque los humanos no estamos exentos de las consecuencias, los estruendos pueden provocar problemas auditivos, y afectan a personas con discapacidades, con síndrome de Down o autismo, así como también los adultos mayores o personas con afecciones cardíacas. 
 
Estas son razones más que suficientes para tomar conciencia y practicar otras formas de festejar la navidad y recibir un nuevo año, sin lastimar a otros.