Martes, 18 Junio, 2019 - 14:42

Realizaron una audiencia pública para regular el acceso de niños y adolescentes a lugares de alojamiento

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Esta mañana se realizó la audiencia pública para tratar los proyectos de ordenanza de las concejalas Cecilia Baroni y Nancy Sotelo, que regulan el acceso de niños, niñas y adolescentes a lugares como hoteles, apart hoteles, moteles, residenciales, hospedajes y/o cualquier otro establecimiento que preste servicios de alojamiento de cualquier tipo o modalidad.

El proyecto presentado por la concejal Baroni establece la prohibición del alojamiento de niños, niñas y adolescentes, que no estén acompañados o autorizados expresamente por sus padres, tutores, curadores o responsables legales a los establecimientos contemplados en el artículo anterior. Se exceptúa de esta prohibición a los adolescentes emancipados judicialmente.

A su vez, expresa que todos los establecimientos que briden servicios de alojamiento deberán requerir a la persona que se aloje en compañía de menores de edad, que exhiba la documentación que acredite sus identidades, así como los vínculos que existan entre ellos o una autorización escrita de sus padres, tutor, curador o responsable legal.

Dicho permiso deberá otorgarse por escrito y bajo firma certificada por escribano o autoridad competente.

En caso de duda sobre la documentación que se presente o ante la ausencia de la misma, el responsable del alojamiento deberá dar inmediata intervención a los Órganos de Aplicación Ley Provincial N°2086-C.

En cuanto a la sanción, por incumplimiento de la ordenanza, el responsable del establecimiento será sancionado con una multa equivalente al valor de 1000 UF y clausura temporaria del mismo.

En caso de reincidencia, se ordenará la clausura definitiva del mismo. La audiencia se realizó en doble lectura debido que los proyectos prevén multa por incumplimiento.

Baroni expresó: “La sanción es dura porque lo que buscamos es prevenir la integridad de los niños, niñas y adolescentes. Como se puede observar, la norma tiene su fundamento en la coordinación entre el Municipio como entidad estatal, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado, para que entre todos se puedan evitar y prevenir la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes”.

“El proyecto se fundamenta en la necesidad de su divulgación, sensibilización y concientización a todos los actores sociales que están relacionados con el turismo y la protección de la infancia, con el objetivo de proteger a nuestros niños, niñas y adolescentes”, finalizó.