Sábado, 8 Agosto, 2020 - 21:18

Reabrieron bares y restaurantes de Resistencia con “muchas” expectativas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Desde este sábado, Chaco ingresó a la fase 2 de la “desescalada” de la cuarentena y se habilitaron nuevas actividades, entre ellas los locales gastronómicos, restaurantes y bares.

En el primer día de reapertura tras casi 5 meses de mantener sus puertas cerradas al público, los dueños y encargados de estos comercios se mostraron ansiosos y expectantes sobre las respuestas de los clientes en esta nueva etapa, la de distanciamiento social.

El rubro tiene permitido funcionar desde las 6:00 hasta la 1:00 horas del día siguiente, a través de turnos con reserva anticipada y en espacios al aire libre, veredas o plazoletas, con un límite de mesas por metro cuadrado.



De esta manera, a excepción de algunos que todavía se preparan para volver a atender al público, hoy reabrieron parrillas, cafés, choperías, pizzerías, confiterías y bares, entre otros. En todos los casos deberán contar con un estricto protocolo de seguridad sanitaria.

En una recorrida por los diferentes locales de la ciudad capitalina, se pudo observar pocas mesas ocupadas. Por la tarde-noche, la concurrencia repuntó y había expectativas para lo que resta de la jornada nocturna, en lo que es una prueba piloto para el sector.

En declaraciones a Diario Chaco, el encargado del histórico restaurante La Biela, Mateo, expresó que “hubo mucha ansiedad de parte de los empleados y los clientes, porque nos llamaban preguntando por las reservas y nosotros por el tema del laburo porque lo necesitábamos urgente”.



“Estamos tomando todas las medidas de bioseguridad. A los empleados le tomamos la temperatura, además se les hace pisar agua sanitizante, siempre con barbijos.  Las principales medidas que adoptamos fueron el uso de barbijo, de alcohol, gel, guantes de latex”, aseguró.

En cuanto al funcionamiento de los turnos, añadió que las mesas se realizan por franjas horarias de 18 a 20; de 20 a 22 y de 22 al cierre.

Marcelo, de El Carpo Bar transmitió que están con “mucha ansiedad, muchas expectativas de lo que va a ser la movida de esta noche con esta nueva normalidad. Contentos porque vamos a empezar a trabajar de nuevo. Siempre cuidándonos, respetando la distancia. Estamos con muchas ganas y esperando a la gente”.

“El público ya realizó varias reservas. Los turnos por línea de whatsapp y por la aplicación de ciudad digital con la grilla de bares. Son pocas las mesas, con distancia de dos metros entre cada una. Al baño solamente puede entrar la gente que tiene una reserva hecha, con barbijo obligatorio, se le pone alcohol”, contó.

Asimismo, añadió: “Con muchas expectativas sobre cómo lo va a tomar la gente. No queremos que pase como en Buenos Aires que se desbordaron los bares, hoy es nuestra prueba piloto. Mientras la gente sea responsable, se va a poder continuar”.

“En estos más de 140 días estuvimos trabajando con delivery, pero las ventas bajaron a un 10%. Estamos arrastrando deudas de 3 meses de alquiler, luz, agua”, mencionó.

Por su parte, Ezequiel de El Bosque agradeció “la posibilidad de poder abrir. Entendemos que las circunstancias se dieron así y que hoy nos den la oportunidad de abrir estamos más que agradecidos y vamos a tratar de hacer todo lo posible para manejar un protocolo y cuidar la gente”.

“Y que se pueda seguir abriendo y que los demás compañeros del rubro puedan seguir abriendo y podamos salir adelante todos juntos porque el rubro gastronómico es de los más golpeados. Estos más de 100 días tratamos de ayudar al personal, tratando de que se puedan hacer otras actividades, solventar los gastos. Decimos ayudar a los carros”, afirmó.

Y concluyó: “Es entendible la situación y el contexto, que hay miedo y que la gente necesita salir. Pero el que quiere salir tiene un turno, y con responsabilidad y las medidas de bioseguridad, es la única manera que podemos combatir al virus”.

PARA COMENTAR EN FACEBOOK HACER CLICK ACÁ