Miércoles, 5 Diciembre, 2018 - 12:51

Uso de armas de fuego en las Fuerzas Federales: qué opinan los chaqueños

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Tras la publicación de la Resolución Nº 956/2018 que “habilita” a las Fuerzas Federales de Seguridad a hacer uso de las armas de fuego ante casos de presunción de delitos o, de “peligro inminente” como describe dicha resolución, Diario Chaco salió a la calle para saber qué opinan al respecto los transeúntes.
 
De forma resumida, antes de dicha resolución, los efectivos tenían que esperar a que se produzca un disparo previo con intenciones de matar o provocar lesiones tanto a los efectivos como a un tercero. Debían, en dicho caso, tratar de disuadirlos con la fuerza natural. Es decir, cómo última medida, se “permitía” el uso del arma. 
 
Ahora, los efectivos pueden disparar ante el llamado “peligro inminente” que suponga poner en riesgo tanto su propia vida como la de terceros, pero sin que hubiese disparos de por medio, de parte de los presuntos delincuentes. Además estarían habilitados, con esta nueva resolución, a disparar ante la comisión de un delito, estando éste a criterio de las fuerzas intervinientes. También para proceder a la detención y cuando el presunto delincuente intente fugarse. 
 
Así las cosas, los testimonios recopilados fueron mitad de hombres y mitad mujeres y un policia de unos 40 años que se abstuvo de dar una opinión "acertada". Las mujeres, estuvieron todas en total desacuerdo con la medida. Los hombres, por su parte, dieron su aprobación a la nueva reglamentación que impulsan desde la cartera de Seguridad de la Nación. 
 
De variada edad, desde jóvenes de 20 hasta adultos mayores de 60 años y de profesiones variadas, siendo entrevistado un policía y una fiscal, hasta jóvenes estudiantes, todos ellos dieron su opinión y el resultado fue el siguiente:
 
Eduardo M, policía a cargo de la seguridad de una institución, señaló que no estaba "al tanto" del tema, y por ello no creía pertinente dar una opinión acertada.
 
Sin embargo, indicó que "hay que pensar bien antes de disparar", y que para usar un arma "tiene que ser justificado debidamente, no es solo sacar un arma, hay que pensar con calma y según la circunstancias". 
 
“Para mí, hay que estar en el momento y en el lugar, hay que decidir en el momento, porque  hay vidas en juego tanto la de uno y la del otro”.
 
José F, un joven de unos 30 años comentó que tampoco estaba al tanto de la medida, pero que estaba de acuerdo con la medida “porque antes era necesario que le disparen y eso, para mí no tiene mucho sentido”.
 
Consultado sobre la posible violación de los derechos humanos, respecto de dicha norma indicó “para mi, iría contra los derechos humanos si no tuviera armas-los delincuentes- si hacen hurto y le disparan, eso sí. Pero si-el delincuente- tiene un arma y la puede usar, para mí no iría contra los derechos humanos, el accionar de los efectivos”.
 
Una mujer de unos 60 años, Jeny B, la consideró “una barbaridad” manifestando que "como persona grande me parece una barbaridad el hecho de que a veces no sabes si es realmente un delincuente, en ese sentido es terrible. No sé si esperar a que el delincuente tire, pero al menos, estar seguro del hecho consumado".
 
También habló de otros aspectos que consideró oportunos tener en cuenta “a lo mejor por portación de cara, porque tiene un gorrito, porque es morocho o porque es simplemente una persona humilde, uno ya lo cataloga como delincuente”. 
 
"Para mi violaría los derechos humanos. Como solución hay que analizar bien como se puede implementar y después recién hacerlo. Pero no tan agarrado de los pelos".
 
“Yo viví durante la época de los militares, venían a mi casa, te palpaban, te rompían lo que tenían. Lo sufrí en carne propia de chica, se me ocurre, que algo de eso están implementando y no lo analizan bien”.
 
Edgardo B que caminaba por la plaza 25 de Mayo, de unos 45 años, comentó que le parece “correcto que se empiecen a tomar medidas para que el ciudadano común que no delinque esté más seguro, y que a la policía se le empiecen a dar las herramientas necesarias, lo que falta es que la justicia luego actúe en consecuencia y castigue a quien delinque”.
 
Sin embargo, hizo una salvedad al considerar que "deberá haber medidas adicionales como por ejemplo en EEUU cada policía lleva una cámara que permite registrar los hechos, considero que es un piso lógico". 
 
"No violaría los derechos humanos porque esta implementado en la mayoría de los países civilizados del mundo. O todo el mundo está violando los derechos humanos, entonces”, añadió.
 
Siguiendo su comparación con otro país, y consultado respecto de la eficiencia del fuerzas federales y la capacidad para dilucidar ante casos como éstos, contestó “ése es otro tema, hay que abordar distintos aspectos, esto no tiene una línea de solución única; más de medio siglo hemos deteriorado nuestras fuerzas policiales, luego de la vuelta a la democracia, no se puede revertir con una sola medida. Creo que es una medida, probablemente hagan falta muchas más”.
 
Dos jóvenes caminaban por la calle Güemes, al ser consultados sobre la medida, señalaron que no estaban al tanto de la nueva reglamentación. Pero al comentarles respecto de la misma, Federico señaló que “en el caso que esté armado-el delincuente-, estaría bueno”. 
 
“La verdad es que estoy re podrido de ir por la calle y que te puedan chorear y la policía no puede hacer nada, no hace nada”. “Si es un delito lo que está haciendo sí, me parece bien que disparen-los efectivos-”.
 
Sin embargo, Florencia que caminaba a su lado opinó distinto “se tiene que verificar, no porque una persona crea nomás que está haciendo algo le va a disparar, porque este, por ejemplo, arrimado en una puerta de un auto ya le puedan disparar”.
 
Sobre la violación a los derechos humanos el joven precisó “yo creo que el delincuente estaría violando nuestros derechos en el caso que vayamos caminando por la calle y nos venga a robar”.
 
En el recorrido, una ex fiscal de investigaciones, Mirta M, también dio su opinión y manifestó “una barbaridad, mal, mal, muy mal. No solo va en contra de los derechos humanos sino que habilita a la policía a que se confunda, ante situaciones en la que solo son sospechosas van a cometer homicidios. Eso ya está pasando, desde el caso Chocobar, han ocurrido mucho, así que si ahora le das esa posibilidad-a las fuerzas- va contra la propia seguridad”.
 
“Siendo exfiscal tengo la plena conciencia de que a un ladrón hay que primero, detenerlo, luego juzgarlo, condenarlo y después que vaya preso, no lo podes matar”.
 
Consultada sobre el accionar de las fuerzas en casos como éstos precisó “ellos van a salir a matar gente, sin preguntar y no hay peor cosa”.
 
Y respecto de las muertes de policías de la mano de delincuentes, respondió: 
 
“Cuando ocurre una hecho así, que un delincuente mata a un policía, los propios policías compañeros se encargan de vengarse, lo sé por experiencia”.
 
Consultada sobre la solución a la problemática la exfiscal señaló que se trata de una cuestión cultural y que requiere de una solución de la misma índole, la cual lleva "mucho tiempo". "No es una cuestión de mano dura ni nada por el estilo. Sí estaría bueno que haya más efectivos en las calles, y controlen el tema de la seguridad". 
 
Y a modo de ejemplo relató: “si a una persona le suena la alarma de su moto y va hacia la moto para apagarla o ver que sucedió, el efectivo puede disparar y matarlo, y resulta que es el propietario de la moto”, concluyó.