Lunes, 7 Octubre, 2019 - 21:01

¿Pueden cambiar los resultados de las PASO nacionales en las elecciones provinciales del domingo?

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Varias provincias y ciudades ya cambiaron resultados en sus elecciones locales respecto a las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias de agosto. ¿Pasará algo similar en Chaco o se mantendrán los resultados que le dieron una amplia victoria al justicialismo?
 
Cierto es que la fórmula Fernández-Fernández ganó en la mayoría de los distritos, pero también es cierto que en las elecciones provinciales que se realizaron con posterioridad los candidatos apoyados por esa fórmula nacional no obtuvieron buenos resultados.
 
La primera fue por la municipalidad de Neuquén que se realizaron el 22 de septiembre. En la capital de la provincia homónima, Alberto Fernández había obtenido el 11 de agosto el 43% de los votos, mientras que Mauricio Macri llegó al 23%. Seis semanas después, en las municipales, el candidato de AF quedó en cuarto lugar con el 7,98% de unos sufragios que dieron como ganador al candidato del poderoso partido provincial Movimiento Popular Neuquino, Mariano Gaido. Segundo quedó el alfil del gobierno nacional, el radical Horacio “Pechi” Quiroga. Fue el primer espaldarazo para Macri y su equipo.
 
Siete días después los ojos nacionales se posaron en Mendoza, tierra radical y por anexión de Cambiemos. El presidente de la UCR y actual gobernador, Alfredo Cornejo, no podía buscar su reelección por lo que ponía en juego el poder con un candidato de su riñón, el intendente de la capital de Mendoza Rodolfo Suárez. Por su parte, Alberto Fernández manifestó todo su apoyo a Anabel Fernández Sagasti e incluso unos días antes de los comicios realizó un acto en esa provincia del que participaron todos los gobernadores justicialistas.
 
Finalmente, Cambia Mendoza obtuvo un categórico triunfo con casi el 50% de los votos contra casi el 35% de Fernández Sagasti. Otro envión para el gobierno nacional, que si bien no había intervenido tanto como Alberto Fernández, tomó como un guiño las elecciones, teniendo en cuenta que en esa provincia el 11 de agosto el candidato del Frente de Todos ganó con el 40%, mientras que Macri-Pichetto consiguió el 37%, por lo que celebraron haber dado vuelta esos guarismos.
 
Por último, el pasado domingo se realizaron las PASO provinciales en Salta, territorio de Juan Manuel Urtubey, hoy candidato a la vicepresidencia por Consenso Federal. Urtubey se declaró prescindente en la elección. También se dio un resultado diferente a las primarias nacionales.
 
Si bien desde la Casa Rosada no se apoyó ningún candidato públicamente, sí se volcaron por el intendente capitalino Gustavo Sáenz, quien a nivel provincial tiene un acuerdo con el PRO y el radicalismo. Fue el propio Sáenz el ganador de la jornada arañando el 43% de los sufragios contra el 31,98% que sumaron en conjunto los dos candidatos del Frente de Todos que compitieron en internas, de la que salió triunfador el kirchnerista Sergio Leavy.
 
CHACO, EN EL CENTRO DE LA ESCENA
 
El próximo domingo se elegirá gobernador, vicegobernador y diputados provinciales en la provincia y será la única elección de la jornada en todo el país.
 
La pregunta es clara: ¿También en la provincia se podrá dar un resultado diferente que en las PASO nacionales?
 
El pasado 11 de agosto la fórmula Fernández-Fernández ganó en Chaco con claridad: 55,96% contra 25,53% de Macri-Pichetto. Además, en lo que respecta a senadores el Frente Todos sacó el 60%. En ese ítem, Capitanich sacó el 41% de los votos contra su competidor interno Domingo Peppo, que superó el 19%.
 
Hasta aquel momento se creía que ambos se volverían a encontrar en las urnas este 13 de octubre, aunque finalmente llegaron a un acuerdo y el actual mandatario desistió de ir por la reelección. Pero lo cierto es que Gustavo Martínez, aliado a Peppo, había analizado la derrota del espacio interno aduciéndolo a que Capitanich compartió boleta con la fórmula presidencial y absorbió votos de Fernández-Fernández, sin eso no iba a ser tan clara la diferencia. Martínez confiaba en poder ganar el 13 de octubre antes de plegarse también al acuerdo del PJ provincial y terminar apoyando al ex gobernador.
 
Una observación similar hacen desde el seno del radicalismo, quienes confían en poder dar un batacazo el próximo domingo con Carim Peche y Roy Nikisch y arrebatarle el poder al justicialismo.
 
En nuestra provincia la elección no fue nacionalizada, incluso Alberto Fernández pospuso una visita a la provincia que se iba a realizar el pasado viernes, mientras que Macri puso Chaco en agenda para después de estos sufragios.
 
Aunque se pudo notar que tras las PASO el gobierno nacional tomó distancia de las elecciones locales que se desarrollaron, luego celebró cuando consiguieron resultados positivos.
 
Las cartas están echadas. El domingo se sabrá.