Viernes, 17 Abril, 2020 - 16:58

Prorrogaron la prisión preventiva de uno de los capos narco de la megacausa Itatí

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La megacausa Itatí, el complejo entramado entre políticos, traficantes, policías sucios, parientes y dealers de la ciudad correntina que desnudó el funcionamiento del corredor de marihuana clandestina del Litoral, la ruta de entrada de la principal commodity clandestina de la región, tuvo una serie de capos involucrados más allá del intendente Natividad Terán, entre ellos Luis “El Gordo” Saucedo, histórico prófugo, detenido en Paraguay en septiembre pasado. 
 
El esquema incluyó 36 imputados en total, con una investigación del Juzgado Federal N°12 de Sergio Torres y la PROCUNAR, el ala de la Procuración dedicada a perseguir delitos de narcotráfico bajo el fiscal Diego Iglesias. La causa abarcó más de tres años de investigación hasta lograr las primeras detenciones, luego de una primera pista en 2014 en la villa Zavaleta de Barracas. Entre los sospechosos había otros nombres, entre ellos Carlos “Cachito” Bareiro, 39 años, hoy preso. 
 
Bareiro, en juicio oral ante el Tribunal Oral Federal N°3, fue particularmente complicado por testigos, que lo señalaron como uno de los principales capos de la región y el principal responsable de alimentar al esquema con hierba contrabandeada desde el Paraguay. Los testigos señalaron cómo “Cachito” era apodado “San Cayetano”, porque le daba trabajo a todo el mundo, incluso llegó a comprarle embarcaciones a los pescadores para que hicieran de vigías. Le allanaron la celda que ocupaba en un penal federal de Chaco luego de su detención, le secuestraron documentación y teléfonos. 
 
Hoy, el Tribunal Oral Federal N°3 resolvió dejarlo en la cárcel seis meses más, luego de una apelación presentada por la PROCUNAR, una prórroga de su prisión preventiva en medio de la pandemia, con cientos de presos a lo largo del país que piden su excarcelación por miedo al coronavirus. El planteo de Bareiro no fue por el virus, sino por el plazo que lleva preso, realizado ante un próximo vencimiento: esta es la segunda extensión de su prisión preventiva que recibe. 
 
En su fallo, el TOF N°3 recordó el alcance de la organización. “Se verificó que al menos desde el mes de mayo del año dos mil catorce hasta la fecha, los imputados antes indicados -amén de no descartarse la intervención de otros aún no identificados- integraron una asociación destinada a concretar las maniobras ilícitas referidas, valiéndose para ello de la calidad de funcionarios públicos de varios integrantes, así como también de la utilización de personas menores de edad, en orden a asegurar y facilitar la comisión de los planes delictivos […] se pudo establecer que la organización criminal habría montado una ruta de acceso – por vía fluvial- de gran cantidad de alcaloides -especialmente marihuana, distribuida en ‘panes’ o ‘ladrillos’- provenientes de la República del Paraguay para luego ser distribuidos y comercializados al resto del país, particularmente hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y hacia las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Chaco, Santiago del Estero y Mendoza”, dice el documento, una cita a la causa que juzga el Tribunal. 
 
Así, Bareiro seguirá preso en el penal de Marcos Paz, probablemente hasta que llegue el veredicto. Mientras tanto, el corredor de marihuana del Litoral no se detiene, ni con la caída de los capos de Itatí, o de la cuarentena. 
 
En la mañana del viernes, Gendarmería encontró una camioneta con 1.169 kilos de marihuana en su interior, oculta entre la maleza de la zona Paraje Esperanza Centro, a 7 kilómetros de la Ruta Nacional Nº 12, provincia de Misiones. La Chevrolet Trailblazer fue descubierta en un patrullaje de rutina del Escuadrón N°10 apostado en la zona: la modalidad es clásica entre los narcos que conocen la selva, dejar atrás vehículos cargados para “enfriarlos”. 
 
Los efectivos detectaron rápidamente el olor que la hierba despedía: adentro de la camioneta, que quedó a disposición de la Justicia federal tanto como su contenido, había 1.600 paquetes envueltos en bolsas de consorcio. 
 
Fuente: 
Infobae