Miércoles, 20 Marzo, 2019 - 09:44

Proponen usar el velo islámico en homenaje a las víctimas del ataque en Nueva Zelanda

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Una campaña promoverá el uso del velo en solidaridad con las musulmanas en Nueva Zelanda el próximo viernes, cuando se cumpla una semana del ataque de un supremacista que causó 50 muertos y 50 heridos en dos mezquitas en Christchurch.

"Es imprescindible que cada mujer se sienta segura en su país, incluyendo a las mujeres musulmanas. Nueva Zelanda es una sociedad inclusiva y un desquiciado no puede cambiar esto. Nadie debe tener miedo de expresar su cultura", dijo a la agencia de noticias EFE Raewyn Rasch, cocreadora de la campaña "Pañuelos en solidaridad".

Con un video en el que aparece una joven rubia poniéndose un pañuelo alrededor de la cabeza como un hijab (velo islámico), se lanza esta campaña en Facebook haciéndose eco del lema acuñado por la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern: "Ellos somos nosotros, somos uno".

Ardern ya utilizó un hijab el día después de la tragedia, cuando viajó a Christchurch para dar su apoyo a las víctimas, sus familias y la comunidad musulmana, unas imágenes que se hicieron virales.

"Los neozelandeses buscaron diversas formas de expresar su apoyo a la comunidad musulmana", precisó Rasch, al recalcar que desconoce cuántas personas se unirán a la iniciativa de "Pañuelos en solidaridad".

En su página de Facebook, algunas personas como Gee Jalil les da las "gracias por su apoyo" antes de añadir: "me han tocado el corazón", mientras que las promotoras de la campaña aseguran que el Consejo Nacional de Mujeres Islámicas del país les han dicho que "el día de los pañuelos puede ser una de las mejores formas de mostrar solidaridad".

También hay algunas voces críticas que califican la idea de "ridícula" o "equivocada".

Iniciativas de solidaridad con el yihab se han celebrado en el pasado en diversos países con Australia en apoyo de las musulmanas y su derecho a llevar el velo.

La campaña coincide con el retorno de los musulmanes a las mezquitas para el tradicional rezo Yumu'ah del viernes, una jornada que será transmitida por la cadena nacional con dos minutos de silencio en todo el país en recuerdo de las víctimas.

Durante la jornada de hoy, comenzaron a sepultar a las primeras víctimas del atentado llevado a cabo por el supremacistas australiano Brenton Tarrant contra las mezquitas de Al Noor y Linwood.

A primera hora de hoy, en el cementerio Memorial Park se registraron los primeros entierros de las víctimas en una zona preparada especialmente para ello.

El primero fue el de Khaled Mustafa, de 44 años, y su hijo Hamza, de 15, quienes habían huido de Siria y no llevaban ni un año en Nueva Zelanda.

Entre los deudos estaba Zaid, su hijo de 13 años, en una silla de ruedas. Al mirar la tumba de su padre afirmó: "No debería estar frente a ti, sino echado a tu lado", según el portal de noticias Stuff.

"Allahu Akbar" ("Dios es grande") cantaba la multitud, entre la que también se encontraba Abdul Aziz, quien se enfrentó al atacante en Linwood y logro evitar más muertes.

Fuente: 
Télam