Miércoles, 19 Septiembre, 2018 - 21:50

Proponen mayor fiscalización y control, educación e infraestructura para reducir la siniestralidad vial en Resistencia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El intendente Jorge Capitanich y el equipo de la Dirección General de Tránsito analizaron los programas que actualmente desarrolla el municipio capitalino en la materia y la planificación respectiva para el último trimestre de este 2018. Del encuentro celebrado en el mediodía de este miércoles en el despacho del jefe comunal en el Box 1 del Domo del centenario participó además el secretario de Gobierno, Sebastián Lifton; el director general de Tránsito, Darío Sardi e inspectores de esa Dirección.

El eje del encuentro giró alrededor de las preocupantes cifras de siniestros viales que acontecen en el área metropolitana del Gran Resistencia. Si bien, los primeros ocho meses y fracción del año 2018 han arrojado un total de 23 fallecidos como consecuencia de siniestros viales, la cifra permite estimar un año con una disminución importante en cantidad vidas que se pierden respecto a los años previos.

“Sin lugar a dudas se lamenta cada vida que se lleva un siniestro vial y el escenario ideal sería llegar a cero. No obstante, dicha disminución permite observar que el accionar del equipo de tránsito municipal comienza a dar sus primeros frutos”, analizó el secretario Lifton.

Así, aseguró que la problemática vial de la ciudad se logrará aminorar progresivamente si se sostienen en el tiempo tres aspectos fundamentales del programa actual: intensificación en la fiscalización y control, profundización en las acciones de educación y concientización vial, y plan de mejoras en infraestructura.

 

MAYOR FISCALIZACIÓN MUNICIPAL

Durante el encuentro, se concluyó que existe un ritmo creciente de fiscalización municipal que tiene como objetivo principal el pleno cumplimiento de las normas viales. En los primeros ocho meses del año ya se han labrado 43.321 actas de infracción, implicando un 31,9 por ciento más que en mismo período de 2016.

De mantenerse ésta tendencia, se superarán las 60.000 actas de infracción del año anterior. “Éstas cifras son el resultado de un accionar conjunto con Policía Caminera, de la planificación semanal de actividades y la permanente presencia de agentes de tránsito tratando de desalentar acciones como las más detectadas y sancionadas que tienen que ver con la falta de utilización de casco, el respeto por los semáforos, los lugares de estacionamiento y la cantidad de personas que circulan por motocicleta”, detalló el funcionario municipal.

 

PROGRAMAS DE EDUCACIÓN Y CONCIENCIACIÓN VIAL

“Aún así, es claro que el control en sí mismo y sus correspondientes sanciones pecuniarias no logran generar un total efecto disuasivo sobre la violación sistemática a las  normas viales. El control es un elemento necesario, pero no suficiente”, agregó el secretario de Gobierno. Es por ello, desde el municipio y con la participación de diferentes instituciones del medio,  se viene ejecutando un programa integral de educación y concientización vial.

Entre las acciones más relevantes se encuentra el "Programa Conducite", que se lleva a cabo en los diferentes colegios secundarios de la ciudad y que permite enfocar las acciones de concientización en los jóvenes que comienzan sus primeros pasos como conductores. También se generó la primera campaña televisiva, radial y gráfica masiva de concientización vial.

Adicionalmente en marzo de este año, comenzó el programa de educación vial vecinal que se dicta durante todo el mes en los diferentes centros comunitarios. Ésta actividad permite acercar los cursos de educación vial a vecinos de los diferentes barrios de la ciudad y la posibilidad de tramitar su primer licencia de conducir en caso de aprobar los exámenes teóricos y prácticos.

 

MÁS CONDUCTORES HABILITADOS

A través del mismo se ha logrado incrementar la cantidad de conductores habilitados a circular con la correspondiente aprobación de exámenes y demostración de conocimientos de las normas viales, muchos de los cuales anteriormente eran los mismos a los que se detectaba circulando sin licencia habilitante y sin haber pasado por los respectivos exámenes con las conocidas consecuencias en materia de fiscalización y muchas veces como protagonistas de siniestros viales.

De enero a septiembre de 2017 se generaron 3.737 nuevas licencias de conducir, siendo en 2018 un total de 5.170 nuevas licencias (3.245 en el esquema tradicional y las restantes a través de educación vial vecinal). “Muchos de los nuevos conductores con licencia no necesariamente se inician en la vía pública, gran parte de ellos ya circulaban previamente pero a partir de la puesta en vigencia de éste programa lo hacen con conocimientos y habiendo aprobado sus respectivos exámenes”, explicó Lifton.

 

MÁS INFRAESTRUCTURA

En tercer lugar, y como elemento fundamental para incrementar la seguridad de circulación en la ciudad, se ha encarado el programa de infraestructura vial más ambicioso que la ciudad tenga memoria, tanto en materia de reparación de baches como en construcción de nuevas calzadas de pavimento urbano con el doble objetivo de descomprimir las principales e históricas arterias de circulación como de lograr una clara mejora en la calidad de vida de los vecinos de Resistencia. Hacia fínelas de este año sumarán más de 700 las cuadras de pavimento ejecutadas en tres años de gestión, un récord histórico para Resistencia.