Domingo, 5 Julio, 2020 - 18:38

Productores manifestaron rechazo a la ejecución de un nuevo tributo provincial y aseguran que “carece de análisis y seriedad”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Alrededor de 4.300 productores chaqueños recibieron en los últimos días una notificación por parte de la Administración Tributaria de la Provincia del Chaco (ATP) donde los intiman a pagar por las mejoras en las rutas que se encuentra a unos 20 km de cada vivienda, contemplando ambos lados de las rutas N° 3, 7 y 9. 
 
Según explicaron los productores que recibieron la misiva, “se trata de una Resolución interna (N° 7192020C), cuya liquidación fue hecha por la Dirección de Vialidad Provincial en concepto de mejoras de rutas”.   
 
Este tributo se enmarca en la Ley 102-K, sancionada en el año 1964, y el Decreto Reglamentario N° 1140/13, a través del cual la ATP resuelve la obligatoriedad de ejecutar el impuesto. “Esos valores son altísimos, algunos millonarios”, manifestaron los productores. 
 
“Este impuesto lo hemos recibido todos aquellos productores que nos encontramos dentro de los 20 km de ambos lados de las rutas 3, 7 y 9 por ahora”, señalaron, aunque explicaron que para enero “se les notificaría a los demás productores usuarios de las demás rutas provinciales”. 
 
Se trata de un total de 4.300 productores que recibieron la notificación, “tenemos un plazo de 10 días hábiles a partir de recibida la notificación para emitir alguna objeción al respecto, de lo contrario se toma como confirmada y aceptada dicha deuda”, explicaron, y comentaron que ya han elevado una nota de queja remitida al gobernador Capitanich el último 29 de junio. 
 
En ese contexto, el conjunto de productores no sólo manifestó su disconformidad ante los elevados montos reflejados en el impuesto, sino que también aseguraron no se estarían tomando en cuenta otros factores de los últimos tiempos que mantienen obstaculizada la tarea productiva. “Tuvimos emergencia hídrica, que dejó un alto índice de pérdidas materiales de ganado y de cultivos, y ahora estamos siendo azotados por una pandemia como los es el COVID-19, en medio de todo esto el sector productivo rural se ve avasallados, atropellado y violentado en sus derechos”, sostuvieron. 
 
Tras poner en queja la situación, los productores indicaron que desde el Gobierno argumentaron el impuesto como parte del aumento en la cotización de sus viviendas devenidas por las mejoras de infraestructura pública en la zona, por lo que aseguraron ya existen otras leyes que exigen tributos para el mantenimiento de la obra pública. “El impuesto al cheque, impuestos a las ganancias, impuesto a la soja, impuesto a la hacienda que sale fuera de la provincia y sobre la hacienda que se vende adentro a través del Senasa, impuesto sobre el combustible, impuesto sobre los insumos. Todos son supuestamente destinados a las mejoras y mantenimientos de las rutas, además de las casillas de peaje”, detallaron. 
 
Frente a la situación, en la nota enviada al gobernador sostuvieron la necesidad de derogar la Ley, indicando que esta “carece de análisis, estudio y seriedad”, y agregaron que “no es posible solventarla, ya que estamos afrontando una crisis económica mundial y el Chaco en particular es una provincia que viene muy castigada por el factor climático y económico”. 
 
“Queremos que no nos ahoguen con tantos impuestos. Invitamos al gobernador a visitar a cada uno de los productores, y que recorra la ruta de esos 20 kilómetros para que vea como hacen esos productores para llegar a sus campos, transitando por esos caminos vecinales, muchos abandonados por los Consorcios Camineros”, indicaron.