Jueves, 3 Octubre, 2013 - 09:27

Salta
Procesaron por "peculado" al intendente que fue destituido tras ser hallado en un prostíbulo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El organismo de control detectó más de un centenar de irregularidades en el manejo administrativo y financiero de la Municipalidad que presidía.

Carlos Villalba, el ex intendente del municipio salteño de Salvador Mazza que fue destituido tras ser detenido en un prostíbulo de la capital provincial, fue procesado por "peculado" por el juez de Instrucción N° 1 de Tartagal, Nelson Aramayo, aunque la medida ya fue apelada por la defensa del ex funcionario.


La causa fue impulsada por el Concejo Deliberante anterior, a partir de un informe de la Auditoría General de la Provincia que determinó que en los seis años al frente del municipio fronterizo, Villalba cometió irregularidades con los fondos públicos.


El delito por el que se lo acusa contempla penas de dos a 14 años de prisión. 


Según reportó el diario El Tribuno de Salta, el organismo de control detectó más de un centenar de irregularidades en el manejo administrativo y financiero de la Municipalidad, con un faltante en efectivo de alrededor de 16 millones de pesos.


La defensa del ex funcionario apeló esta resolución y ahora deberá resolver el Tribunal de Impugnación.


El 15 de agosto pasado, Villalba fue sorprendido en un prostíbulo de la capital salteña donde se explotaba y facilitaba la prostitución con fines de trata de personas. Durante el procedimiento realizado por agentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y de la Policía Federal se detectó la presencia de dos chicas que habían sido trasladadas hasta el lugar por el dirigente del Partido Renovador de Salta, quien estaba al frente de la Comuna en una alianza con el PJ que encabeza el gobernador Juan Manuel Urtubey.


En esta investigación, Villalba quedó imputado por el delito de trata y hasta el momento no fue indagado al haber apelado la citación realizada por el juez federal Miguel Antonio Medina. Por este episodio, el jefe comunal fue destituido y el municipio quedó a cargo de la interventora Mercedes Junco, tras lo cual se convocó a elecciones. Como la ley que se aprobó no le impuso ninguna restricción, Villalba se anotó como candidato para recuperar el poder en una lista peronista. Los comicios se desarrollarán el 10 de noviembre y el electo intendente asumirá un mes más tarde.