Martes, 18 Febrero, 2020 - 20:21

Primera sanción de EEUU a Rusia a causa de la situación en Venezuela

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Estados Unidos anunció hoy que sancionó a una subsidiaria de la petrolera estatal rusa Rosneft por haber hecho negocios con el gobierno del presidente Nicolás Maduro, que repudió la medida, a la vez bien recibida por el líder opositor Juan Guaidó.

Se trata de la primera sanción que Washington aplica a Moscú a causa de la situación en Venezuela, después de que en los últimos años adoptara medidas similares pero en relación con la anexión de Crimea y el conflicto separatista en el este de Ucrania.

El Departamento del Tesoro ordenó el congelamiento de todas las propiedades e intereses en Estados Unidos de Rosneft Trading y de su presidente, el portugués Didier Casimiro.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, afirmó en un comunicado que "Estados Unidos está decidido a impedir el saqueo de los recursos petroleros de Venezuela por parte del régimen corrupto de Maduro", según la agencia de noticias Europa Press.

Estados Unidos es uno de los 59 países que desconocen el mandato iniciado por Maduro en enero de 2019 por considerar que surgió de elecciones irregulares, y reconocen en cambio a Guaidó como presidente interino de Venezuela designado por la Asamblea Nacional (AN, parlamento).

Mnuchin subrayó que "Rosneft Trading y su presidente hicieron negocios con la venta y el transporte del petróleo venezolano".

El Departamento de Estado había avisado en las últimas semanas que vigilaría las actividades de empresas que hacen negocios "directa o indirectamente" con la administración Maduro, entre ellas Rosneft y las también petroleras española Repsol y estadounidense Chevron.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, celebró en Twitter las medidas contra Rosneft porque esta compañía, dijo, era "el principal salvavidas de Maduro" para eludir las sanciones de Washington "sobre el sector petrolero venezolano".

Las sanciones aplicadas a Rosneft fueron anticipadas por Pompeo al canciller de Rusia, Sergei Lavrov, durante la conferencia sobre seguridad realizada la semana pasada en Munich, según reveló el representante especial de Washington para Venezuela, Elliott Abrams.

En conferencia de prensa, Abrams dijo que la medida anunciada hoy es "solo un paso más" de la "campaña de presión" para conseguir "elecciones libres" en Venezuela, y advirtió que "hasta que ese día llegue, la presión seguirá", por lo que habrá "más pasos en los próximos semanas y meses".

Previsiblemente, las sanciones a Rosneft y su presidente fueron cuestionadas por el gobierno de Maduro y bienvenidas por Guaidó.

"Las medidas coercitivas unilaterales de Estados Unidos contra Rosneft Trading van dirigidas contra nuestra industria petrolera, sus trabajadores y la economía venezolana", afirmó el canciller, Jorge Arreaza, en Twitter.

Agregó que esas disposiciones "siguen agrediendo al pueblo de Venezuela, tratando de generar sufrimiento y dificultades", y prometió que serán sumadas a la denuncia que Caracas presentó la semana pasada ante la Corte Penal Internacional (CPI), en la que acusó a Washington de cometer "delitos de lesa humanidad" al aplicar sanciones económicas y migratorias.

En cambio, Guaidó -también a través de Twitter- consideró que la sanción a Rosneft "es una victoria" y fue aplicada porque la empresa rusa es "cómplice de la dictadura".

"Quien apoye al dictador, sea quien sea, venga de donde venga, deberá asumir las consecuencias", añadió Guaidó.

La cancillería rusa rechazó las sanciones, acusó a Washington de aplicarlas para conseguir ventajas comerciales para empresas estadounidenses y advirtió que, de todos modos, no impedirán a Moscú relacionarse con "las autoridades legales de Venezuela", según BBC Mundo.

En tanto, al momento de conocerse las sanciones, la cotización de las acciones de Rosneft en la bolsa de valores de Moscú cayó 4,31% con respecto al cierre de ayer y 4,58% en relación con el mejor momento de hoy, informó la corresponsal de Bloomberg en Londres, Helen Robertson, en su cuenta en Twitter.

Fuente: 
Télam