Jueves, 19 Octubre, 2017 - 16:37

Primer juicio por "grooming" y femicidio: condenaron a prisión perpetua a Jonathan Luna por el crimen de Micaela Ortega

En el primer juicio realizado por "grooming" y femicidio en el país, el Tribunal en lo Criminal N° 2 de Bahía Blanca condenó hoy a la pena de prisión perpetua a Jonathan Luna el único imputado por el crimen de Micaela Ortega, la niña de 12 años que fue encontrada muerta en un descampado en mayo de 2016.

La víctima había sido contactada a través de un perfil falso de la red social Facebook por Luna, quien se hizo pasar por una chica de su misma edad.

Este jueves, las juezas Claudia Fortunatti, María Elena Baquedano y el juez Eugenio Casas, encontraron culpable a Luna por los delitos de "homicidio triplemente calificado por haberse cometido sobre una mujer, por violencia de género, alevosía y para ocultar otros delitos en concurso real con acoso tecnológico y robo".

Para el Tribunal quedó comprobado que el imputado abusó de la menor por su condición de género y de la desigualdad de fuerzas, mientras que el asesinato se produjo "criminis causa", es decir para ocultar el delito de "grooming" (acoso de menores por medio de redes sociales), robo y abuso sexual.

Los jueces también remarcaron que Luna, actualmente de 28 años, es reincidente porque había recibido una condena por robo en la provincia de Río Negro, de la que se encontraba prófugo, por lo que no podría solicitar el beneficio de la libertad condicional cuando alcance los 35 años de cárcel.

La sentencia fue acorde con lo que había solicitado el fiscal Rodolfo De Lucía y la abogada de la familia de la niña, Fernanda Peterse, mientras que el abogado defensor, Sebastián Cievas, había requerido una pena de 20 años de prisión y un tratamiento psiquiátrico por "homicidio en ocasión de robo".

Los familiares de la niña asesinada se mostraron conformes con la condena de Luna.

"Estamos muy conmovidos con todo esto. Nos da mucha fuerza que estén las amiguitas de Mica, familiares y hasta gente que no conocemos. Es algo que nos ayuda para seguir adelante", expresó Claudio Ortega, el papá de la niña, en declaraciones al portal La Brújula 24.

En tanto, Esteban Cid, hermano de la mamá de Micaela, dijo que tenía temor sobre el resultado del juicio, pero consideró que finalmente "los jueces fallaron en favor de la sociedad".

El hecho ocurrió el 23 de abril de 2016 cuando Micaela desapareció de su casa y un mes después, el 28 de mayo, fue encontrada estrangulada en las afueras de la ciudad de Bahía Blanca.

Los investigadores llegaron a Luna luego de determinar que se había contactado con la víctima a través de Facebook tras hacerse pasar por una chica de su misma edad.

El fiscal a cargo de la causa determinó que el acusado tenía cuatro cuentas de Facebook, y a través de una logró organizar y concretar un encuentro con Micaela.

Así fue como tras el encuentro, según pudo establecer el fiscal en la investigación, la niña y Luna caminaron unos 9 kilómetros hacia un descampado donde él intentó abusar de ella, le robó y la mató.

Luna había intentado vender una plancha de pelo que le había robado a la niña a conocidos.

El hombre cometió el crimen de la niña mientras se encontraba prófugo de la Justicia de Bahía Blanca, ya que en el año 2014 se había escapado durante una salida transitoria, ya que estaba purgando una condena por "robo calificado".

Fuente: 
NA