Martes, 25 Abril, 2017 - 16:22

Hace 65 años, Evita pronunciaba su último y desafiante discurso a los trabajadores en Plaza de Mayo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Después de un tiempo alejada de la escena pública debido a su enfermedad, el 1º de mayo de 1952 Eva Perón reaparece en el Día del Trabajador para pronunciar el que sería su último discurso ante el pueblo.

Al finalizar la inauguración del 86º Período Legislativo, Evita se dirige hacia una colmada Plaza de Mayo que aguardaba su presencia en la celebración de la Fiesta del Trabajo. Allí entabla un último diálogo con la multitud para ratificar la lealtad que los trabajadores, mujeres y descamisados del pueblo tienen con Juan Domingo Perón.

En un discurso enardecido, le advierte a los traidores de adentro y de afuera que el pueblo no se dejará “aplastar por la bota oligárquica y traidora de los vendepatria que han explotado a la clase trabajdora”, y que si es necesario saldrá a la calle para “no dejar en pie ningún ladrillo que no sea peronista”.

Aunque Perón le pide brevedad, Eva se extiende para renovar una vez más su compromiso de ser un “arcoiris de amor” entre el pueblo y su lider. 

Improvisó durante catorce minutos. A las seis en punto de la tarde, ovacionada, se metió en la Casa de Gobierno. Reapareció media hora después, para coronar a Elda Alicia Costantini, flamante Reina del Trabajo. Un mes después, el 4 de junio, aparecería en público por última vez para acompañar a Perón en el inicio de su segunda presidencia. La leyenda dice que sólo pudo estar de pie en el descapotable presidencial gracias a un arnés, flameando bajo el peso encarnizado de un tapado de piel que la protegía del hielo destemplado de los últimos días de su vida. Murió el 26 de julio. Tenía 33 años.