Viernes, 27 Diciembre, 2019 - 11:35

Por una infección contraída en el rescate, murió otro militar partícipe del operativo con los niños en Tailandia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Uno de los militares que integró la operación de rescate a los 12 niños tailandeses atrapados el año pasado en una cueva de Tailandia murió como consecuencia de una infección en la sangre que contrajo precisamente durante el salvamento, según confirmó este viernes la Marina Real tailandesa.

El fallecido fue identificado como el contramaestre de la Armada estadounidense Beiret Bureerak, quien se ha convertido en la segunda víctima entre el equipo de salvamento después del ex buceador y sargento Saman Kuman, muerto durante la operación.

La iniciativa se saldó con el rescate exitoso tanto de los 12 niños como de su entrenador, después quedar atrapados el 23 de junio de 2018 en un sistema cavernoso de la provincia de Chiang Rai mientras intentaban resguardarse de una lluvia torrencial. Allí, sobrevivieron durante nueve días sin alimentos hasta que fueron descubiertos. La operación culminó el 10 de julio.

La cueva de Tham Luang reabrió el pasado mes de noviembre, quince meses después, y se ha convertido en un lugar de turismo para miles de personas.

Cómo está hoy la cueva

El parque Luang-Khun Nam Nang Non, en la provincia de Chiang Rai, donde se encuentra la cueva, era un lugar poco concurrido, que no formaba parte de los circuitos turísticos más tradicionales. Sin embargo, desde que el exitoso rescate de los 12 niños y su entrenador fue portada en los principales diarios del mundo, el lugar tomó gran popularidad.

El complejo de cuevas ha recibido a miles de visitantes. En el lugar se venden toda clase de souvenirs que recuerdan la proeza del rescate.

“Ha sido algo increíble lo que le ha pasado a la gente de esta zona. Se intentó muchas veces convertir a la cueva Tham Luang en una atracción. Ahora es famosa en todo el mundo porque los niños fueron salvados. Y no solo estamos felices por el dinero que llega de los turistas, estamos orgullosos de que las personas puedan apreciar nuestro hermoso parque”, dijo Vipa Romaneechutima, quien vende lotería cerca a la entrada de la cueva.

El parque está situado en una zona aislada de Tailandia, en un frondoso y exuberante bosque tropical. Los visitantes pueden, desde distancia corta, apreciar la cueva Tham Luang, que se encuentra cerrada al público.

En el lugar también se está construyendo un museo para celebrar el rescate y para honrar la memoria de Saman Gunan, el buceador que murió intentado socorrer a la niños. También, quieren construir un resorte para atraer a más turistas.

Fuente: 
Infobae