Viernes, 13 Diciembre, 2019 - 10:29

Por los incidentes en la comisaría Tercera de Sáenz Peña analizan la prisión domiciliaria y recurrir “más a la mediación”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En la Cámara Primera en la Criminal de Sáenz Peña se llevó a cabo ayer a la tarde una audiencia para tratar el pedido de Habeas Corpus Colectivo presentado por el Defensor Oficial N°2 Matías Jachesky. 
 
El mismo derivó luego de los incidentes que se vivieron el pasado 6 de diciembre en la comisaría Tercera de Sáenz Peña, cuando al ingresar un nuevo detenido, los presos se violentaron. 
 
Entre los fundamentos de pedido señala el defensor que “existiría un agravamiento ilegitimo de las condiciones de detención de las personas alojadas en dicha dependencia”. Es que, según había indicado la Policía, los presos se alteraron cuando se lo llevó al nuevo detenido a una celda más grande y con baño.  
 
El defensor oficial que se constituyó en el lugar y adujo que “en las instalaciones de esa dependencia se advierte un estado total de hacinamiento, deterioro y suciedad del lugar”. Advirtió además que luego de dialogar con los detenidos recibió “un cúmulo de quejas respecto de las condiciones en que viven, trato policial y un temor generalizado a cualquier tipo de traslado de la unidad lo que dificultaría el acceso a las visitas”.
 
El defensor Oficial tras la presentación del Habeas Corpus Colectivo solicitó que “cese el agravamiento de las condiciones de detención y se dispongan medidas que se consideren necesarias al respecto”.
 
Así las cosas, ayer por la tarde se llevó a cabo una audiencia presidida por el Juez Rodolfo Lineras, para resolver dicha situación con la presencia de los fiscales María Rosa Osika (de Cámara), Marcelo Soto y Gustavo Valero, además de la presencia de integrantes del Comité Contra la Tortura, el Director del Servicio Penitenciario Provincial comisario general Juan Pedroza, el Jefe del Complejo Penitenciario de Sáenz Peña, representantes de la Fiscalía de Estado y el Defensor Oficial Matías Jachesky.
 
Allí el juez Rodolfo Lineras explicó los alcances de la reunión para buscar “entre todos, una salida rápida” a la situación de la comisaria Tercera. “Nosotros hemos constatado por habernos constituido en ese lugar de detención y que consideramos de gravedad y merecedora de una urgente solución”.
 
Lineras recordó asimismo que “nos informaron que hasta ese momento de los disturbios había 22 personas detenidas en los tres calabozos, celdas que existen en el lugar y donde conviven los detenidos en una situación infrahumana”. “Se constató que había personas condenadas conviviendo con personas procesadas”, agregó.
 
Tras detallar el panorama en dicha unidad policial, Lineras propuso que “las soluciones a corto plazo serian que de 22 personas había que bajar a 12 los detenidos, que sería un numero razonablemente controlable hasta poder llegar a una solución de fondo”. 
 
Advirtió que “las reformas edilicias que necesitan la comisaria requieren de grandes inversiones que mejoraría sustancialmente la situación de los detenidos, que actualmente, se encuentran en un lugar oscuro, sucio, húmedo y en situación de hacinamiento”.  
 
Los fiscales por su parte propusieron una serie de medidas y propuestas para descomprimir la situación en la comisaría Tercera, dijo la fiscal de Cámara, María Rosa Osiska, y detalló “algunas de esas medidas pasarían por otorgar prisiones domiciliarias a aquellas personas que estén en condiciones de acceder a la misma” y también pidió el “esfuerzo de todos para poder solucionar este tema”. 
 
A su vez, los fiscales Gustavo Valero y Marcelo Soto explicaron la situación de los presos detenidos en esa unidad policial.
 
A su turno, el fiscal Marcelo Soto dijo que “analizará caso por caso para morigerar la pena en algunos de los casos, analizar las prisiones domiciliarias y también propuso el uso de tobilleras electrónicas”. En consecuencia, pidió que “se aúne criterios”.
 
Integrantes del Comité contra la Tortura pidieron que se analice “caso por caso en forma urgente y ver qué solución se le puede dar a los que no tienen un delito tan grave”.
 
El fiscal de Cámara Rodolfo Lineras, dispuso que “a partir de este incidente y a través de una medida cautelar, se prohíba que ingresen a esa comisaria más detenidos”. 
 
Solicitaron que se ponga en funcionamiento el régimen de Progresividad de la Pena y la Conmutación de la Pena. Se propuso también usar “más la mediación” para algunos casos.
 
El director del Servicio Penitenciario ofreció tres lugares para los detenidos condenados en dicha comisaria “que serán trasladados al Complejo Penitenciario II de Sáenz Peña a la brevedad”.
 

Notas relacionadas