Miércoles, 13 Noviembre, 2019 - 21:02

Será obligatorio la asistencia a personas con discapacidad en locales comerciales

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Diputados sancionaron la normativa legislativa 3077-G la que convierte en obligación para todos los locales comerciales de la provincia, cuyo modo de funcionamiento sea la de autoservicio, de contar con un servicio de asistencia a personas con discapacidad.
 
La nueva normativa que fue impulsada por la titular de la Legislatura, Elida Cuesta y recibió el acompañamiento por unanimidad del Cuerpo en su última sesión ordinaria, dispone que el servicio de asistencia residirá en el acompañamiento personalizado a las personas con discapacidad que lo requiera; brindándole asistencia en correlación a los precios de los productos, ofertas y/o promociones vigentes, así como también, en el acceso al producto cuando éste no esté a su alcance.
 
Además establece que los comercios, deberán disponer de personal de su plantel apropiadamente capacitado y deberán poner a la vista carteles y/o dispositivos que indiquen la existencia del servicio.
 
Para ello, el Instituto Provincial para la Inclusión de las Personas con Discapacidad de la Provincia del Chaco (IPRODICH), será el organismo responsable de efectuar los mecanismos apropiados con el fin de brindar un espacio de capacitación a los efectos de resolver las solicitudes y/o inquietudes que estimen los comercios.
 
ADHESIÓN A LA LEY NACIONAL SOBRE MUERTE SÚBITA
 
Además, sancionaron con fuerza de ley 3078- G la adhesión de la Provincia del Chaco a la ley nacional Nº 27159, que regula el Sistema de Prevención Integral de eventos por Muerte Súbita.
 
Vale recordar que la norma nacional define que se considera resucitación cardiopulmonar, desfibrilación, lugares cardioasistidos, cadenas de supervivencia y asigna a la autoridad de aplicación funciones de promover la accesibilidad de toda la población a la resucitación cardiopulmonar y a la desfibrilación;  la concientización por parte de la población sobre la importancia de los lugares cardioasistidos y de la cadena de supervivencia;  el acceso de la población a la información sobre primeros auxilios, maniobras de resucitación cardiopulmonar básica y desfibrilación automática externa;  la instrucción básica de primeros auxilios, maniobras de resucitación cardiopulmonar básica y desfibrilación automática externa en el nivel comunitario.
 
También de coordinar la aplicación de la presente ley en el marco de la Comisión RCP – Argentina, de conformidad con la ley 26.835 de promoción y capacitación en las técnicas de RCP básicas, para estudiantes de los niveles medio y superior; Determinar las pautas de acreditación para la capacitación del personal de los lugares establecidos, en técnicas de maniobras de resucitación cardiopulmonar básica y en el uso de los DEA; establecer las pautas de capacitación de quienes participan en espectáculos deportivos, promoviendo la incorporación en los planes de estudio de contenidos referidos a resucitación cardiopulmonar básica y uso de los DEA, para los árbitros y el personal técnico auxiliar de los deportistas; Desarrollar un sistema de información y estadística de la morbimortalidad súbita y sus riesgos a nivel nacional; promover en su ámbito y en su caso con las jurisdicciones, un registro en el que conste la ubicación de los desfibriladores, su correcta utilización y mantenimiento y definir la cantidad de DEA según la determinación de los espacios públicos y privados de acceso público establecidos.
 
El tema fue analizado en el marco de la comisión de Salud que dio dictamen favorable a esta iniciativa que fue presentada por la diputada (MC) Viviana Damilano Grivarello.
 
ESTABLECEN OBLIGATORIEDAD DE UN DESFIBRILADOR EN TODOS LOS ESTABLECIMIENTOS PÚBLICOS
 
Además de la sanción este miércoles de la adhesión a la Ley nacional que regula el Sistema de Prevención Integral de eventos por Muerte Súbita; el Poder legislativo aprobó por unanimidad la ley 3079-G que tiene por objeto la instalación de Desfibriladores Externos Automáticos (DEA) en los espacios públicos y privados de acceso público a fin de reducir la morbimortalidad súbita de origen cardiovascular.
 
Específicamente, la Ley establece “la obligatoriedad de instalar y poner en funcionamiento un Desfibrilador Externo Automático (DEA) en todos los establecimientos públicos y estatales en los que circulen o permanezcan 100 o más personas y en aquellos establecimientos donde se desarrollen actividades físicas o deportivas de cualquier tipo”.
 
La autoridad de aplicación deberá capacitar al personal que estará a cargo del Desfibrilador Externo Automático (DEA) en forma técnica para el uso del mismo y promover el entrenamiento y formación en técnicas de Reanimación Cardiopulmonar Básica (RCP), de conformidad con las leyes 1990-G (antes 6915) y 2111-G (antes 7213), para responder con las primeras medidas de auxilio claves para salvar una vida.
 
Además, la Autoridad de Aplicación deberá: determinar los parámetros de concurrencia masiva y de alto riesgo para la instalación del Desfibrilador Externo Automático; establecer un cronograma para la progresiva implementación del Desfibrilador Externo Automático comenzando por los establecimientos de mayor concurrencia; determinar los lineamientos para la capacitación del personal estipulada en la ley.
 
También se encargará de realizar la promoción y difusión masiva en los distintos medios de comunicación respecto de la presente ley; informar en los establecimientos donde se instalará el (DEA), a través de carteles o instructivos, el procedimiento a seguir para la utilización del mismo a los fines de que el público conozca lo que se debe hacer en caso de un paro cardíaco; y establecer cualquier otra disposición que colabore con la mejor implementación de la ley.
A tales fines podrá suscribir convenios con aquellas instituciones que realicen capacitación sobre técnicas de Reanimación Cardiopulmonar Básica (RCP) y sobre utilización del Desfibrilador Externo Automático (DEA) dirigido al personal encargado del manejo del mismo, de acuerdo a los parámetros exigidos.