Miércoles, 21 Agosto, 2019 - 12:06

Por la gran demanda de carne de cabra, el gobierno apuesta a estimular su producción

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Gobierno del Chaco, a través del Ministerio de Producción, pretende sumar a más productores al desafío que significa producir carnes caprinas y ovinas, a fin de satisfacer la gran demanda que existe de estos cortes alternativos en todo el ámbito provincial, los que además de tener un alto valor nutricional y calidad de exportación, son ofrecidos a precios competitivos que ayudan al consumidor en la defensa de la economía hogareña.

Esta realidad llevó a las autoridades provinciales a diagramar diversas herramientas, tanto financieras como técnicas y hasta de mejoramiento genético, que están a disposición de aquellos pequeños productores que tienen proyectado incursionar en esta actividad.

La convocatoria del Gobierno provincial apunta a cualquier escala de productor, tanto al que tiene a la producción caprina u ovina como actividad principal, como aquél que la tomó como actividad secundaria o el que solo produce para autoconsumo familiar.

“Lo cierto y concreto es que hoy resulta necesario que más productores se sumen al desafío que significa producir carnes caprinas y ovinas. Delante de todo esto hay un mercado que no tiene techo y las perspectivas son muy alentadoras”, consideró el ministro de Producción de Marcelo Repetto.

Demanda en aumento

“Actualmente nos encontramos con un mercado formal en los grandes centros urbanos que no se llega a satisfacer y donde la demanda de estas carnes alternativas va en aumento”, sostuvo Repetto, al explicar que se atiende a los consumidores de Resistencia con 600 kilos de cortes por semana que no alcanzan, quedando afuera otras grandes urbes, como Sáenz Peña, localidades aledañas a la capital chaqueña y la vecina ciudad de Corrientes, lo que bajo todo punto de vista no es poco.

“El mensaje del Gobierno es muy claro. Hoy existe un amplio mercado donde colocar esta producción, que necesariamente debe aumentar. Esto quiere decir que es un negocio que aguarda a quienes se quieran sumar”, ponderó el funcionario.

Herramientas para el productor

Aquellos productores que necesitan herramientas financieras, genéticas y de capacitación técnica, encuentran la mejor respuesta en el Ministerio de Producción, que a través de sus cuadros técnicos distribuidos estratégicamente en toda la provincia, están para acompañar y para sostener a quien produce. Y todo esto lo brinda el Estado en forma gratuita.

Además de todo esto, se cuenta con un canal formal para la faena, distribución y comercialización, donde no existen intermediarios. El Estado es el único que tiene participación directa en toda la cadena y está bien claro que no gana dinero ni tampoco es formador de precios.

La importancia del frigorífico

A la hora de faenar, el Frigorífico Caprino de Pampa del Infierno compra todas las categorías de animales a un precio razonable. El productor produce y vende en efectivo en la misma puerta de su campo y el Estado, a través de la Cooperativa Trento Chaqueña, se encarga posteriormente de la comercialización.

El productor no puede hacer esto solo, ya que no puede faenar en su casa ni tampoco puede transportar esa carne en su vehículo particular, ya que podría perder lo producido ante el mínimo control policial, sin olvidar los peligros bromatológicos siempre latentes al no respetar la cadena de frio que garantice la salubridad de estos cortes.

Masificar el consumo de carnes alternativas

“Lo que se pretende es masificar e incrementar el consumo de carne caprina-ovina per cápita en todo el territorio provincial”, reiteró Repetto, al destacar que en la actualidad, el programa “Cabras para Todos” ofrece productos de muy buena calidad directamente a la gente y a las carnicerías de los barrios, “porque a lo que se apunta es que el consumo de estas carnes alternativas se popularice”.

El precio de estos cortes es muy accesible y está pensado en aquél consumidor que debe cuidar cada día su economía hogareña, sin dejar de lado la oportunidad de llevar a su mesa exquisitos platos elaborados con estas carnes alternativas que aparte de seducir el paladar de los consumidores, también contienen un alto valor nutricional.

Remates caprinos y ovinos

Al trabajo que desarrollan los equipos técnicos de la Dirección de Producción Animal de la Subsecretaría de Ganadería de la provincia, se suma también la organización de remates caprinos y ovinos, donde al Ministerio de Producción le cabe una responsabilidad especial, que es la de ofrecer las condiciones y las herramientas financieras para concretar estos eventos, siempre pensando en el beneficio que tendrá el pequeño productor.

En este sentido, el próximo 5 de Septiembre, se hará un remate en el marco de lo que es la Expo del PROGANO. A esto se agregan los remates que son organizados por las sociedades rurales y las cabañas de productores, como “El Sapucay”, que a cada evento que organiza le pone el sello de prestigio por haber jurado en Palermo, Buenos Aires y la cabaña “El Impenetrable”, que fue campeona en Palermo durante 5 años seguidos.

Fuerte trabajo en territorio

Esta realidad que envuelve al Chaco en materia de producción caprina y ovina no es nueva, ya que para alcanzar los objetivos fijados fue necesario trabajar en territorio con los pequeños productores, a quienes además de capacitarlos y acompañarlos técnicamente, se los incentivó para que ingresen en esta cadena de producción y comercialización que les permitirá en el futuro mejorar la calidad de vida de toda su familia.

Los resultados alcanzados son alentadores de cara al futuro. La demanda de estos productos sigue creciendo, tanto en Resistencia como en el interior provincial, llevando a las autoridades provinciales a diagramar la presencia del programa “Cabras para todos” con mayor frecuencia y en los distintos puntos cardinales de nuestro Chaco.

Los nuevos desafíos

Muchos pequeños productores caprinos y ovinos pueden hacer hoy buenos negocios con la venta de sus animales, un desafío que alcanzaron gracias a la mano de un Estado presente y solidario, que les brindó todas las herramientas que necesitaban para hacer crecer sus emprendimientos y poder llegar de la mejor manera a esta instancia de comercialización.

Estos desafíos se renuevan hoy en forma permanente, en una forma tan rápida como lo hace la tecnología, que cada día sorprende por la salida al mercado de nuevas herramientas para sacar el mayor rédito a un emprendimiento productivo, ya sea este agrícola, ganadero o vinculado a la explotación forestal.

Es en este marco donde el Ministerio de Producción se mueve para volcar cada nuevo conocimiento a sus técnicos, en primera instancia y después transmitirlo a los productores, pero con acciones directas en territorio, para que los resultados no se hagan esperar.

Nuevo camión frigorífico

Y en este esquema de resultados, el Ministerio de Producción adquirió un moderno camión frigorífico, con mayor capacidad de carga y un equipamiento de frio de última generación, que garantizan el traslado desde el Frigorífico de Pampa del Infierno a los lugares de venta, los cortes caprinos y ovinos envasados y congelados, cumpliendo todos los requisitos para que el consumidor adquiera un producto de calidad.

Hoy las puertas están abiertas para que más productores se suban a esta cadena productiva y que aporten con su trabajo al crecimiento de un programa caprino-ovino, que impulsado desde el Gobierno provincial, tiene su especial mirada en aquel que produce cada día junto a su familia, defendiendo el arraigo a la tierra y con todas las herramientas del Estado a disposición, para que sea parte fundamental de un negocio que todavía no alcanzó su techo y que amenaza con superar a todas las expectativas más alentadoras.