Domingo, 10 Agosto, 2014 - 20:28

Desde la noche del sábado
Por despidos sin indemnización, los empleados de Forti Bicicletas toman el local de la peatonal

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
 
Unos diez empleados de Forti Bicicletas, de un total de 13 empleados de planta, están desde anoche tomando de manera pacífica el local comercial de la firma en la Peatonal de Resistencia. Decidieron esta medida tras un “intempestivo” cierre de la empresa “porque no quieren pagarnos la indemnización”, explica Delia Beatriz Flores, la empleada que, con sus 35 años en Forti, es la que tiene mayor antigüedad. 
 
A pesar de la gravedad de la situación, los trabajadores de Forti parecen estar de acuerdo en que el presidente de la firma, Enrique Forti, tiene muy buena predisposición para llegar a un acuerdo “Es una de las hermanas, que es la vicepresidenta y otros socios de la firma los que no quieren pagar”, explica Delia.
 
De hecho, los trabajadores habían llegado a un acuerdo de palabra con Enrique Forti que consistía en cobrar el 50 por ciento del total de las indemnizaciones en 14 pagos mensuales. “Pero los socios son los que se negaron a pagarnos, asesorados además por algún abogado”, explicó Delia.
 
Como parte del acuerdo, los trabajadores de Forti accedieron a trabajar sin goce de haberes una semana en agosto para lograr recaudar, gracias a una liquidación de stock, el dinero necesario para que la firma pudiera pagarles haberes adeudados de junio, julio y el aguinaldo. “Esto se cumplió, nos pagaron lo que nos debían gracias a la liquidación”, dijo Delia.
 
El cierre de la empresa "se veía venir desde hace varios meses", cuenta Delia y los empleados de Forti tienen mucha antigüedad, la mayoría más de 20 años. Por el momento no recibieron notificaciones de despido, señaló la mujer. 
 
TOMA PACIFICA
“Estamos realizando esta toma pacífica desde ayer sábado a la noche, que fue el cierre definitivo del local”, explica Alfredo Méndez, que es dependiente de la empresa media jornada y también abogado. “Estamos acá porque nos quedamos con el encargado del local, que es quien tiene las llaves. Esperamos que el ministerio de Trabajo tome cartas en el asunto”.
 
Según Méndez, el local de la peatonal es propiedad de la familia Forti, no de la SA. “La propiedad está en sucesión”, detalla. “Este local se iba a alquilar y con ese dinero se iban a pagar las cuotas de las indemnizaciones, según lo que habíamos acordado con Enrique Forti de palabra para cobrar el 50 por ciento en 14 cuotas”, explica Méndez. 
 
“El problema nunca lo tuvimos con el presidente de la empresa, surgió ante la negativa de los demás socios de respetar el pago de las indemnizaciones”, insiste Méndez y aclara que “en ningún momento dejamos de tener comunicación con él”.