Lunes, 12 Noviembre, 2018 - 09:00

Por afuera de los sindicatos, judiciales reclaman mejoras salariales ante el STJ

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Trabajadores judiciales se organizaron por afuera de los sindicatos para realizar reclamos salariales ante el Superior Tribunal de Justicia. Según llevan contabilizados, ya presentaron 190. Son escritos formales que obligan a la autoridad judicial máxima provincial a dar una respuesta del mismo tenor.  Otros 181 están firmados y listos para llevar esta semana. Los presentan a diario, algunos tienen la firma de un único trabajador, la mayoría reúne al personal de alguna dependencia. 
La primera tanda fue en reclamo del pago del ítem de riesgo visual con cinco años de retroactividad. Pero además comenzaron a presentar un segundo reclamo por la pérdida adquisitiva de los salarios en los últimos diez años. 
 
Entre los que suscriben se cuentan jueces, secretarios, jefes de división, empleados “rasos”, jubilados, retirados. Los hay de todos los fueros, de varias circunscripciones, de primera y segunda instancia. Los une el desconcierto por el desatino sindical a la hora de llevar respuestas concretas a la problemática de bolsillo y un último aumento salarial que pasó desapercibido en los changuitos de los supermercados. 
 
Es que, aseguran los judiciales, al revés de lo que popularmente se piensa (que ganan muy bien), acá en el Chaco están mal pagos: la categoría más baja arranca en sueldos de 17 mil pesos. A partir de ahí,  por debajo de los 22 mil pesos y pico que marca la Canasta  Básica se amontonan ordenanzas, auxiliares administrativos y algunos escribientes, entre ellos se cuentan abogados recibidos o  empleados con seis años de antigüedad en el Poder Judicial. 
 
Mientras, un poco más arriba en el escalafón, según consigna el reclamo de recomposición salarial, jefes de división, secretarios y jueces perdieron entre un 35% y un 40% del poder adquisitivo de sus salarios en los últimos diez años. Ese porcentaje que el Estado dejó de pagar a los trabajadores “fue confiscado” sostiene el reclamo y lo fundamenta, y sobre eso deberá expedirse el STJ. 
 
En todos los sueldos judiciales, desde el del ordenanza hasta el juez, está incorporado el ítem “mayor dedicación”. Eso conforma un importante porcentaje del salario básico y en la práctica significa que las horas “extra” realizadas, no deben pagarse aparte. La mayoría de los trabajadores judiciales trabaja fuera de su horario y para muchos es una demanda expresa por parte de su superior jerárquico cumplir al menos con dos horas fuera del horario habitual. 
 
Si bien los resistencianos tienen bien ubicados un par de edificios coquetos y bien emplazados en la ciudad, los judiciales aseguran que la mayoría de las dependencias no están tan bien puestas: hay goteras, cucarachas y otras alimañas, falta de espacio para expedientes y personas, entre otras falencias. Y hay un parque de computadoras obsoleto. “La mayoría de los empleados usa monitores de tubo de  rayos catódicos”, sostienen. 
 
Agrupados en pos de estos reclamos (riesgo visual y recomposición salarial) los judiciales debaten y comparten preocupaciones en una suerte de “asamblea permanente” a través de WhatsApp, desde donde proclamaron espontáneamente a su referente, Cristian Caminos, secretario de Fiscalía de Cámara en lo Contencioso Administrativo. Y ya crearon una página de Facebook “Coordinación de reclamos Poder Judicial Chaco”. No forma parte de este entramado ningún sindicato y piensan presentar más y nuevos reclamos en los próximos días.

Notas relacionadas