Lunes, 24 Junio, 2019 - 10:25

Pompeo llegó a Arabia Saudita para sumar aliados para una "coalición global" contra Irán

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, se reunió hoy con el rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdelaziz, en Jeddah, adonde llegó para abordar las relaciones bilaterales, analizar la escalada de la tensión en el Golfo Pérsico e impulsar "una coalición global" contra Irán.

Así lo informó la agencia estatal de noticias SPA, que agregó que el rey saudita y el jefe de la diplomacia estadounidense se reunieron en el palacio real de Al Salam y conversaron sobre "las relaciones estratégicas entre los dos países amigos".

Previamente, Pompeo había dicho a periodistas en Washington que la reunión con las autoridades sauditas tenía el objetivo de "asegurarnos de que estamos estratégicamente alineados y sobre cómo podemos formar una coalición global" ante Irán.

El gobierno de Irán afirmó hoy que ninguno de los ataques cibernéticos lanzados por Estados Unidos contra los ordenadores que regulan los sistemas de lanzamientos de misiles iraníes había tenido éxito.

Los ataques cibernéticos fueron lanzados el jueves pasado, día en el que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, frenó a último momento una operación selectiva con aviones y barcos contra Irán, al constatar que habría causado un centenar y medio de muertes, según él mismo reveló al día siguiente.

Por otro lado, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, advirtió hoy de que las sanciones de Estados Unidos han obstaculizado la cooperación internacional en materia de drogas.

Zarif dijo que "la imposición de sanciones y medidas unilaterales" por Estados Unidos contra el pueblo iraní "han detenido la cooperación internacional, especialmente en materia de drogas", informó la agencia oficial iraní IRNA, citada por la española EFE.

En una conferencia ofrecida en Teherán con motivo del día mundial de la lucha contra droga, Zarif responsabilizó a "Estados Unidos y algunos países occidentales" de las "amargas consecuencias" de la interrupción en la lucha contra ese flagelo.

La ubicación geográfica de Irán, vecino de Afganistán, el mayor productor de opio, ha provocado que el problema "no tenga un impacto nacional, sino regional e internacional", añadió Zarif.

Tras abandonar el pacto nuclear de 2015, que fue firmado también por Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania y que se encuentra muy debilitado, Estados Unidos impuso sanciones al país persa y en abril la administración Trump decidió no renovar las exenciones a la compra de petróleo iraní.

Fuente: 
Télam