Viernes, 27 Diciembre, 2019 - 20:02

Pilatti Vergara ocupará un lugar en el Consejo de la Magistratura de la Nación

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La senadora por Chaco María Inés Pilatti Vergara de Unión Ciudadana será integrante del Consejo de la Magistratura de Nación, en reemplazo del senador justicialista Mario País, según publicó Infobae. 
 
Los tres legisladores del Frente de Todos que cubrirán las vacantes que se produjeron con el recambio de los integrantes en el Consejo de la Magistratura de la Nación, serán Mariano Recalde por Ada Itúrrez de Cappellini, la diputada Vanesa Siley en lugar de Eduardo “Wado” de Pedro (quien renunció tras asumir en el Ministerio del Interior) utilizando el puesto que le corresponde al ser su suplente y María Inés Pilati Vergara por Mario País que renunció hoy. 
 
Se trata de un organismo clave porque es el que elige las ternas de jueces, le da curso a las denuncias contra los magistrados federales y nacionales, y los remueve por juicio político en caso de mal desempeño.
 
 
La jura de los nuevos consejeros será en febrero, a pesar de que la notificación de Cristina Kirchner al Consejo de la Magistratura llegó esta tarde. 
 
“El primer jueves de ese mes tendrán su primera reunión de acuerdos, tras la feria judicial, los integrantes de la Corte Suprema. Recién entonces firmarán la acordada y la jura se podrá concretar al otro día”, explicó una fuente del Consejo.
 
Por este motivo, Recondo seguirá a cargo hasta la elección de las nuevas autoridades del organismo en el mismo mes de febrero, luego de que asuman la totalidad de los integrantes.
 
“Los reemplazos fueron acordados en el bloque, en función de distintas posiciones y equilibrios, que incluyen también la cuestión de género”, señalaron fuentes del Frente de Todos al medio nacional, en relación a las negociaciones que se venían dilatando desde comienzos de diciembre. Estas designaciones implican que ingresarán dos mujeres en lugar de una que salió, aunque todos los nuevos responden al mismo espacio político, no a un equilibrio de fuerzas dentro de la alianza oficialista, como se había barajado en un primer momento.