Viernes, 18 Octubre, 2019 - 13:39

Piden falta de mérito para un policía acusado de matar a una empresaria de 21 puñaladas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El abogado de un policía que está detenido por el crimen de la empresaria Estela López de Auad, quien fue asesinada de 21 puñaladas en diciembre del 2015 en Santiago del Estero, pidió la falta de mérito para su defendido, al considerar que "nunca estuvo en la escena del crimen", informaron hoy fuentes judiciales.
 
El pedido de falta de méritos y la inmediata excarcelación fue presentado hoy por el abogado Pablo Chavarría, defensor del suboficial Pablo Carrasco, quien fue detenido tras un peritaje a su automóvil Fiat Regatta, realizado con perros adiestrados de la K9 de la Policía de Río Negro y peritajes de la Policía Científica.
 
Carrasco esta acusado del delito de "homicidio calificado por alevosía y ensañamiento", a disposición de la jueza Rosa Falco y la fiscal Olga Gay.
 
Al momento del crimen, Carrasco se encontraba con licencia médica y por razones psicológicas tenía prohibido utilizar su arma reglamentaria, pero de todas formas realizaba tareas de custodio de la empresaria y era amigo de Nahuel, el hijo de la víctima.
 
El policía permanece detenido en la Guardia de Infantería de Santiago del Estero y aún no fue separado ni puesto en disponibilidad de las fuerzas de seguridad.
 
Durante las investigaciones, se pudo determinar que Carrasco tenía a su nombre propiedades y una cuenta bancaria con fondos de la empresaria en la localidad de Monte Quemado.
 
El crimen de López de Auad (58) fue cometido el 23 de diciembre del 2015, en su lujosa casa del barrio Congreso, en la que vivía con su hijo Nahuel, que ofreció una recompensa de 500.000 pesos para el que brinde información sobre el episodio.
 
La empresaria, dueña de aserraderos forestales en la localidad santiagueña de Monte Quemado, fue encontrada asesinada de 21 puñaladas, con un golpe de puño en un ojo y tres costillas fracturadas, en el inmueble situado en San Martín al 300, a cinco cuadras de la plaza principal.
 
En el marco de la investigación, el primer juez de la causa, Miguel Moreno, que renunció al cargo envuelto en un escándalo por un millonario fraude en perjuicio del fisco de Tucumán, había ordenado la detención del vendedor de camiones Juan Enrique Gini (67), quien luego fue excarcelado por falta de pruebas en su contra.
 
Al ser indagado, Gini, que falleció hace poco, dijo que la noche anterior al hallazgo del cadáver, mantuvo un encuentro íntimo con la víctima, aunque aseguró que no tuvo "nada que ver con su asesinato".
Fuente: 
Télam