Jueves, 20 Febrero, 2020 - 13:16

Sáenz Peña
Peligran las tortugas robadas: "podrían estar en período de gestación y el cuidado es mayor"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Conmociona a la ciudad termal el acto vandálico de quienes hayan tomado posesión de las dos tortugas robadas. Es que, según informaron desde el Complejo Ecológico, las especies están en peligro de extinción y fueron robadas de su hábitat cuando, además, cumplían con un ciclo para su reproducción. 
 
Se trata de dos tortugas carbonaria, según precisaron son ejemplares de más de 10 kilos, por lo que preocupa el accionar de quienes las sustrajeron ya que “no tienen ningún valor, no las pueden comercializar. Es un delito gravísimo”, advirtieron desde el Complejo.
 
Estiman que el robo se produjo el domingo “ingresaron por el sector de la escuela, muy próximo a la pista de baile”. Los asaltantes realizaron unos 70 orificios en el alambrado que da contra el barrio Zafra, según describió el director del Complejo, Jorge García.Y, algo que le llama la atención es que “no hubo ni un vecino, ni una persona que haya notado lo que sucedió”, ni hablar del tamaño, “se requiere de más de una persona para transportar a las tortugas”, aseveró.  
 
 “Es un problema serio desde el punto de vista que es fe sentirse despojado de o que fuera, en este caso es muy particular porque es una especie en peligro de extinción, uno de los animales que se llevaron tiene 20 años y nació en el Complejo y la otra hembra un poco más joven”, lamentó el director.
 
En ese sentido, hizo un llamado a la solidaridad pidiendo que colaboren ante cualquier información que tengan. 
 
Para García estos animales no están lejos del Complejo, incluso considera que “están en un barrio aledaño”.
 
Advirtió además que los ejemplares tienen una diete especial y la hembra, detalló “podría estar en período de gestación de huevos, y el cuidado es aún mayor ya que podrían provocarle un daño mortal, incluso con el solo hecho de trasladarla”. 
 
“El error lo cometieron un par de chicos o más, y los padres, los tíos, los vecinos no tienen que ser cómplices de una situación que no tiene sentido, y además quedar atados a toda una creencia de lo que significa dañar a una tortuga. Tenemos que insistir para tratar de que los mayores o los niños responsables que ven la situación nos ayuden para que las tortugas vuelvan al complejo”, señaló el encargado. 
 
Así las cosas, la Asociación Cooperadora del Complejo Ecológico está dispuesta a realizar un aporte a quien ayude a encontrarlas.
 

Notas relacionadas