Miércoles, 13 Agosto, 2014 - 12:49

Modificación al Código Procesal Civil
Pedrini propone impedir que las causas por emisión de deuda soberana se resuelvan bajo jurisdicción extranjera

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El diputado nacional por el Frente para la Victoria (FpV), Juan Manuel Pedrini presentó un proyecto de ley para modificar el artículo 1 del Código Procesal Civil de la Nación. Acompañado por las firmas de los legisladores nacionales Diana Conti, Araceli Ferreyra y Carlos Rubin, el exministro de Gobierno del Chaco propone impedir, en todos los casos, la prórroga de jurisdicción en jueces extranjeros cuando se trate de asuntos relativos a la emisión de deuda soberana.

"No se trata de prohibir la prórroga de jurisdicción en todos los casos, porque es muy frecuente en el mercado financiero. Actualmente, el Estado argentino, como en general sucede, prorroga su jurisdicción en favor de un juez extranjero para que éste resuelva eventuales pleitos”, destacó Pedrini al referirse a su propuesta.

LA DISTINCIÓN

Sin embargo, el proyecto propone una distinción: “Si el Estado actúa como un particular, la prórroga seguirá siendo posible, porque lo contrario sería opuesto a los usos y costumbres”. “En cambio, cuando el Estado actúa como tal, es decir, como soberano, ningún juez extranjero podrá decidir sobre ese pleito. Independientemente de lo que partes pacten, lo que se busca es que sólo los jueces argentinos decidan sobre cuestiones que son verdaderos intereses nacionales", concluyó el diputado por el Frente para la Victoria.

El proyecto en cuestión establece en su artículo 1º lo siguiente: “Agréguese a continuación de la última parte del artículo 1° del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación –ley 17.454-, el siguiente texto: “Si se tratare de emisión de títulos de deuda soberana por parte de la República no podrá admitirse, en modo alguno, la prórroga de competencia territorial”.

“Creemos oportuno llevar adelante la modificación del primer artículo del CPCCN para que quede vedada, de una vez y para siempre, la posibilidad de que jueces extranjeros resuelvan sobre cuestiones que toda la doctrina de la inmunidad soberana de los Estados entiende como actos de iure imperii”, concluyó Pedrini.