Martes, 5 Agosto, 2014 - 11:35

Parra Moreno analizó junto a UPCP y APTASCH la situación de trabajadores sanitarios

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro de Salud Pública, Jaime Parra Moreno, se reunió con las comisiones directivas de la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud del Chaco (APTASCh) y de la Unión del Personal Civil de la Provincia (UPCP). El funcionario dio a conocer la iniciativa ministerial de equiparar los valores de las guardias activas y pasivas en toda la provincia.

“El trabajo de los profesionales de la salud debe valer lo mismo sin importar el lugar de la provincia donde se encuentre”, explicó el ministro, haciendo referencia a la necesidad de unificar los valores de las guardias del interior de la provincia con las de la capital chaqueña.

Parra Moreno estuvo acompañado por los subsecretarios de Salud, Roberto Monzón; y de Atención de la Salud, Roberto Sandoval; que escucharon atentamente lo expuesto por cada uno de los gremios. Vale aclarar que las reuniones se realizaron en forma separada respetando y entendiendo los planteos de cada una de las entidades representantes de los trabajadores de la salud pública.

Tras la reunión, el secretario general Ricardo Matzkin calificó al encuentro como “positivo” y explicó que se abordaron cuestiones importantes para los trabajadores afiliados a APTASCh. Enumeró así, el pago de bonificaciones por título, antigüedad e insalubridad; con respecto a esta última comentó que la idea del gremio es ampliar la cobertura de la bonificación a otros sectores del sistema sanitario.

En lo que respecta la reunión con UPCP -encabezada por el secretario de Actas, Oscar Barnes,- se planteó cuestiones a resolver en el Servicio de Recursos Humanos del hospital “Julio C. Perrando”; respecto a lo que el ministro se comprometió a evaluar lo planteado y dar una respuesta en el trascurso de la semana.

Además dialogaron sobre la incorporación de nuevos anestesiólogos al hospital Pediátrico “Avelino L. Castelán” y la reiniciación –desde la semana pasada- de las cirugías programadas, lo que hace posible la normalización de las mismas.