Jueves, 12 Diciembre, 2019 - 12:32

Para Piñera el estallido fue sistemático y con tecnología de punta de una "organización militar"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, dijo hoy que nunca olvidará el 18-O, la fecha en la que se desató el estallido social y la crisis política más importante desde el regreso de la democracia (1990), a la que calificó como "una ola de violencia sistemática, profesional, organizada con tecnología de punta por una organización militar que buscaba destruirlo todo e incendiar el país".
 
En la antesala de la votación en la Cámara de Diputados por la acusación constitucional en su contra, Piñera, concedió una entrevista a la Radio Cadena Ser de España, donde se refirió a la crisis político-social que atraviesa su país hace casi dos meses, una situación que "definitivamente nadie anticipó, que nunca había ocurrido".
 
"El país venía progresando, pero se acumulaba un malestar, no en el gobierno que presido. Venía de gobiernos anteriores", dijo, y explicó que "muchas conductas monopólicas en industrias básicas, y muchos escándalos e irregularidades en el uso de recursos públicos" hicieron que la gente acumulara "este malestar y se expresó de repente con mucha fuerza".
 
El mandatario justificó los reclamos, pero agregó que, simultáneamente, se desató una "ola brutal en la que pequeños grupos ejercieron una violencia sin Dios ni ley, quemaban todo lo que se ponía en su camino, las estaciones del metro, los hospitales y los supermercados, tratando de causar daño para destruir el sistema".
 
Se trató de una ola de violencia "sistemática, profesional y organizada con tecnología de punta" por una "organización militar" que buscaba destruirlo todo, dijo Piñera, y agregó que los perpetradores están siendo objeto de investigación por las agencias de inteligencia, que reconoció "no estuvieron a la altura", según informó el portal de noticias Cooperativa.
 
Luego señaló que "mucha información de países amigos" indican que se trató de un fenómeno deliberado y no casual, aunque no dio precisiones al respecto.
 
Consultado por la decisión de sacar militares a las calles, Piñera dijo que le costó "mucho" y que la decisión de sacar al Ejército a la calle y decretar estado de emergencia, fue "indispensable para proteger a los chilenos".
 
Por último, dijo que a pesar de que revisaron los protocolos del uso de la fuerza, estos no se cumplieron en todos los casos y que por eso pidió a Carabineros que iniciaran de inmediato sumarios internos y que pusiera toda la información a disposición de la Fiscalía.
 
Hoy, la Cámara de Diputados votará un juicio político que busca destituir al mandatario por su supuesta responsabilidad en violaciones a los derechos humanos cometidas en la represión del estallido social.
 
Ayer, el ex ministro del Interior, Andrés Chadwick, primo del mandatario y hombre clave del piñerismo, fue inhabilitado para ejercer cargos públicos por cinco años, luego que los senadores aprobaran una acusación constitucional (juicio político) en su contra, también por su responsabilidad en violaciones a los derechos humanos durante la represión de las protestas.
 
Fuente: 
Télam