Sábado, 4 Enero, 2014 - 10:30

Para el ex fiscal Garrido, en Argentina "la impunidad es casi absoluta"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El diputado nacional por la UCR, Manuel Garrido se quejó porque en 2013 todos los casos de corrupción "terminaron con absoluciones o sanciones irrisorias".
 
El ex titular de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas también manifestó que "un hecho de corrupción no se justifica jamás, más allá de las acciones de un gobierno con las que uno pueda estar de acuerdo".
 
En tanto, remarcó que es "cada vez más débil el riesgo institucional" que genera investigar a un presidenta, "sobre todo con un gobierno al que le quedan apenas dos años y donde la mandataria (Cristina Fernández) no es reelegible".
 
Al respecto, Garrido recordó que investigó "en lo que se relaciona con la evolución patrimonial" del matrimonio Kirchner y "está claro que los números no cerraban" y consideró que "ésa fue una de las razones por las cuales finalmente la fiscalía donde" él "estaba terminó siendo maniatada por el (ex) procurador general (Esteban Righi)".
 
Al ser consultado sobre qué advirtió en esas declaraciones juradas, el diputado indicó que "se cerraron sin hacer una mínima investigación, tanto por el juez (Rodolfo) Canicoba Corral como por (Norberto) Oyarbide" y opinó que el cierre de la causa se produjo por "una presión" del fallecido ex presidente Néstor Kirchner.
 
"En un escrito que presentó la Presidenta, ella pide expresamente que le saquen el caso a la fiscalía que estaba a mi cargo. Hay una clara manipulación de los números del patrimonio presidencial. La impunidad en la Argentina es casi absoluta", sentenció Garrido en una entrevista que publica hoy el diario La Nación.
 
Por otra parte, el ex fiscal explicó que si se comprueba que el matrimonio Kirchner y el empresario Lázaro Báez tienen negocios compartidos, no estarían incurriendo en un delito, pero remarcó que este caso de trata de "una ingeniería societaria que caracteriza a las maniobras de lavado".
 
Asimismo, Garrido lamentó que en 2013 "todos los casos (de corrupción) terminaron con absoluciones o sanciones irrisorias" y enfatizó que "la impunidad en la Argentina es casi absoluta".
El diputado radical opinó que pese a la absolución del ex mandatario Fernando De la Rúa en el marco del juicio por el caso de las coimas en el Senado, "es sano el mensaje de que quien está ocupando la presidencia, cuando se le acabe, va a tener que dar explicaciones".
 
 
Fuente: 
NA