Viernes, 21 Abril, 2017 - 09:01

Villa Ángela
Papp entregó reconocimiento a la Fundación "Eben Ezer" y la llave de la ciudad al presidente de la Fundación CONIN

El Intendente de la Municipalidad de Villa Ángela, Adalberto Papp, destacó el trabajo comprometido con la educación de la Fundación Eben Ezer asistiendo ayer a la II Jornada de Neurociencias y Educación en Iglesia Buenas Nuevas. Además, entregó simbólicamente la llave de la ciudad a uno de los disertantes de la capacitación, Abel Albino, reconocido en el país por encabezar la Fundación CONIN.

Henrry Fuertes, Representante Legal de Fundación Eben Ezer, agradeció la presencia del intendente Papp, del concejal Raúl Fernández y de la Diputada Mariana Salom en la capacitación. En la cual disertaron la psicopedagoga y licenciada en Educación, especialista en Neuropsicología (UBA), doctorada en Psicología (UP), Sandra Torresi; el licenciado en Psicología, especialista en Familias y Adolescencias y autor del libro “Generación NINI, jóvenes sin proyectos que NI estudian, NI trabajan”, Alejandro Schujman; y el médico Psiquiatra, doctor en Medicina, fundador y Presidente de la Fundación CONIN (Cooperadora para la Nutrición Infantil), Abel Albino.

Además de la resolución de intendencia, Adalberto Papp entregó la llave de la ciudad: “Porque es para nosotros un honor tenerlo acá a un profesional de tan alta calidad y prestigio que está siendo aprovechado por muchísimos docentes, alumnos y profesionales. Quiero saludar a todos los presentes, también es importante destacar a la Escuela Eben Ezer, que se hizo con mucho esfuerzo y sacrificio un grupo de trabajo que lo acompaña en todos los proyectos” dijo el intendente.

En ese sentido, Papp señaló: “Sabemos que esto no se logra solo con las personas, como creyentes sabemos que Dios nos acompaña y nos ayuda. Muchas veces nos creemos omnipotentes y justamente hoy en el mundo, en el tercer milenio, estamos teniendo muchos problemas porque algunos mandatarios o políticos creen que son omnipotentes, que son más que Dios y es ahí donde confunden la situación. Por eso, tenemos que bajar a la tierra, sabemos que Dios nos creó, nos ama, tenemos que saber utilizar los dones que nos da para batallar en este mundo difícil, haciendo las cosas bien. Eso es lo que hizo la familia y el equipo  de trabajo de la escuela Eben Ezer, por eso, se lo agradezco, por el bien de la comunidad, por la educación de excelencia para nuestro pueblo”.