Lunes, 13 Septiembre, 2021 - 13:14

Pamela David, a corazón abierto: su regreso a la televisión, la emoción al recordar a su hermano y sus ganas de hacer política

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Después de estar durante casi dos años consecutivos a la cabeza de Pamela a la tarde, se alejó un tiempo. Ahora Pamela David regresa a la pantalla chica. Será este lunes a las 20 horas, por América, con La ruleta de tus sueños, un nuevo ciclo de entretenimientos para toda la familia en el que se jugará por dinero en efectivo y los participantes deberán cumplir acciones especiales, recibir premios, tener penalidades y hasta llegar a una gran final donde podrán ganar desde un auto 0 km hasta un millón de pesos.
 
Renovada y con muchas ganas, la conductora diálogo con Teleshow. Pero por supuesto, no todo es televisión. Y en una conversación emotiva, relata los momentos más duros que tuvo que vivir durante el último año: la muerte de su tío Rubén y el suicidio de hermano Franco, en su casa de Santiago del Estero. Además, hizo mención a la fortaleza con que su papá lleva adelante el duelo por la pérdida de su hijo. Y reflexionó sobre la actualidad de nuestro país, animándose a soñar con hacer política en un futuro.
 
—¿Por qué decidiste volver a la televisión después de casi dos años?
 
—Porque lo que tengo para ofrecer vibra conmigo. Tiene que ver con este cambio personal que empecé a tomar hace varios años, no solo en el 2019. Cuando hacía Pamela a la tarde ya estaba con las entrevistas en vivo por Instagram (el ciclo PamLive). En ese entonces, sentía que tenía algo más para dar, como un puente entre la gente y aquel profesional en cada una de sus especialidades. Las redes sociales me dieron esta herramienta de poder hacer un vivo con alguien y que la gente pueda hacer una pregunta en el momento, es una plataforma maravillosa. Esa fue mi búsqueda. En el 2019 no es que dije “me voy de la tele”. Honestamente, en ese momento sentía que quería aprender, estudiar, era una búsqueda interior muy grande. Pasó el 2020, y a pesar del año horrible para todos, lo vivo como que tuve la oportunidad de acompañar a mis hijos en el colegio, con la angustia que sentía, porque las noticias eran desalentadoras. Y también poder estar en mi casa acompañando a mi marido que no deja de ser una persona de riesgo. Trato de verle algo malo y no la encuentro. Fue una gran decisión, y acertada, dejar la televisión en ese momento. La tele es mi amor, y el ida y vuelta con el público me apasiona, pero en este momento que tengo otra conciencia, sé lo que le doy a la gente. Hoy, con La ruleta de tus sueños le doy entretenimiento, la posibilidad de ganar dinero y jugar desde sus casas. Es un programa familiar y me encanta tener esa hora de aire porque la disfruto.
 
—¿Qué es La ruleta de tus sueños?
 
—Es un formato que lleva en España más de 20 años y en Estados Unidos más de 30. Y hay un panel, a completar, que puede ser una frase, una canción, una frase de una película súper conocida o algo que hable sobre historia o geografía, son simples. Obviamente, los nervios traicionan a los participantes porque al público que está en casa le parece fácil. ¡Vuelve la tribuna! Los participantes vienen a acompañados por su familia y amigos, y se genera un clima muy lindo. Son tres jugadores donde cada uno tiene que comprar vocales y arriesgar consonantes. A medida que avanza el juego van sumando dinero y aquel que acumula más plata juega la gran final. El ganador se lleva todo lo que haya acumulado y tendrá la posibilidad de jugar por un auto 0 km y por un millón de pesos. Me entusiasma mucho hacerlo porque es entretenido y alegre, además, nadie se va con las manos vacías.
 
—América es un canal de mucha actualidad en vivo y con este programa de entretenimientos suma a esta nueva moda de la televisión...
 
—Se suma a la moda y es una necesidad porque la gente pide a gritos querer divertirse. América tiene muchos programas divertidos: yo voy a estar entre Polémica en el bar y Los Mammones, pero también en la programación están Intrusos y el programa de Karina Mazzocco que tiene actualidad, pero también es entretenimiento. Este formato es una gran apuesta que hace el canal después de muchos años.
 
—¿Te sorprendió lo que pasó con Jey Mammón?
 
—A mí no me sorprendió porque en la pandemia me entrevistó como Estelita y fue muy grato sentirse entrevistada por una persona que estudió para preguntarte, más allá de su personaje y más estando en ese horario de las 12 de la noche. Uno siempre quiere el prime time, pero ese es un horario donde todos estábamos más tranquilos, relajados y queremos solo divertirnos. No me extrañó el crecimiento de Jey porque él como persona es increíble y está muy comprometida con lo que hace, además, de ser amoroso y te hace sentir bien. El plus que tiene es que los invitados la pasan bien y no tiene esa animosidad de incomodar. Es un merecido crecimiento.
 
—¿Ves programas de entretenimientos del resto de los canales?
 
—Yo veo todos y me gustan todos. Soy una respetuosa de los formatos porque son impecables. Los conductores también están a la altura y los admiro. Hoy me siento con un desafío muy grande porque en el formato de este programa soy la primera mujer que lo va a conducir y para mi es hermoso porque tiene que ver con este cambio de las mujeres comandando.
 
—El formato también pasó en la pantalla de América hace años con Gerardo Sofovich.
 
—Era diferente y tenía otra impronta. Esta escenografía es… te juro que no sé si estoy en España, porque me impresiona. Creo que tiene un parecido más a lo que se ve en los Estados Unidos. Pero esta vez la misión 2021 me toca a mí.
 
—Durante la pandemia te pasaron cosas muy tristes. ¿Cómo estás hoy?
 
—A principios del 2020 estaba en Santiago del Estero porque dos de mis hermanos cumplen en el mismo día. Me fui sola y dejé a los chicos con Daniel (Vila). Llegué un sábado a la mañana y mi marido me dice: “¿Por qué no te venís?”. Eso fue el 15 de marzo. Entonces, el 16 me fui a Mendoza. Nadie se imaginaba lo que iba a pasar y menos con el cierre indefinido porque a Buenos Aires recién volví en octubre por primera vez. La pasé con lo más doloroso que me podía pasar como es la perdida de dos seres muy queridos. Primero murió mi tío, mellizo de mi papá, que tenía una relación muy unida. Me la pasaba hablando todos los días, entre 40 y 45 minutos. Hablamos hasta el último día en que se apagó su vida, pero fue un dolor muy grande porque no pude ir a despedirlo. Al principio estaba súper segura con las medidas que había tomado el Gobierno porque dije “nos están cuidado...”. Después, mi hermano se quitó la vida y eso fue tremendo. Pensar en mi papá, que ya había perdido a su mitad, y ahora a un hijo, encima de la manera que pasó... Me desesperaba no poder contenerlo.
 
Fue tremendo el 2020. Mi papá es una persona que agradece la vida y cada día de su vida, por eso siento que no tengo derecho a angustiarme y a estar mal. Puede pasar y está bien, pero me paro ahí y trato de inspirarme en él. Si a él le pasó todo lo que le pasó y agradece cada día a la vida, lo menos que puedo hacer es lo mismo. Hoy veo el 2020 y el 2021 y que vengan de a uno... Para todos aquellos que no la están pasando bien, tengo una mirada positiva de la vida y la quiero seguir teniendo. Esto no tiene que ver con ningún Gobierno, tiene que ver con un estilo de vida y una decisión de vivir. Decido vivir agradeciendo, decido vivir siendo feliz, decido vivir haciendo un vivo todos los martes, porque siento que le hago bien a alguien que está del otro lado. Por supuesto que son momentos tristes y muy angustiantes, pero honestamente quiero pararme en ese lugar y es una elección. La verdad decido tomarlo así.
 
—Muchos, cuando le pasan estas cosas, tienen sentimientos de enojo y de bronca…
 
—Mi gran inspiración es mi viejo. Él es tan simple como sabio porque en las cosas más simples están las grandes verdades de la vida. Y hablo con él 10 minutos por día y me deja una enseñanza. Siempre tiene un mensaje alentador y lo menos que puedo hacer es imitarlo. Lo hago de corazón porque quiero pensar en las cosas que mejoran y que a todo el mundo le va a ir mejor.
 
—¿Qué pasará después de este domingo, cuando el país haya pasado por una nueva elección?
 
—Sea quien nos represente, creo que nosotros tenemos que cambiar nuestra actitud como ciudadanos. Tenemos que sumar y tirar todos para el mismo lado porque es la única manera de salir adelante. Lo que nos pasa a los argentinos es lo que le pasa a todo el mundo, estamos en pandemia, pero tenés la decisión de salir adelante, de sumar y de buscar el lado bueno, de ver de la crisis una oportunidad o la otra opción es quejarte y de echarle la culpa al otro. Esa es mi postura y no tiene que ver con ningún gobierno. Sea quien fuera el que nos vaya a gobernar creo que tenemos que acompañar y buscar una solución. Lo digo por todos los candidatos que salen a quejarse. No escucho propuestas y solo veo carpetazos, y la verdad trato de no escucharlos porque no me representa nadie.
 
—Te sumarías en algún momento a hacer política.
 
—Por supuesto que sí. ¡Me apasiona! Para mí la política es tener poder, pero el poder tiene mala prensa. Poder hacer es un montón y el que tiene la vocación de ayudar y al que le gusta la política de verdad es maravilloso. Igual no me sumaría en este momento.
 
 
Fuente: 
Teleshow